100 años de marketing a la basura ¿por culpa de la tecnología? #DMK16

marketing¿Hacia dónde viaja el futuro de la publicidad? No hay evento publicitario en el que no aflore esta pregunta. Y el congreso de medios Deutscher Medienkongress, que MarketingDirecto.com está cubriendo para ustedes desde Frankfurt (Alemania), no es ni mucho menos la excepción a la norma. En un animado debate protagonizado esta mañana por Ralf Heuel, socio de la agencia Grabarz & Partner, y Stephan Vogel, director creativo de Ogilvy & Mather Advertising en Alemania, ha salido de nuevo a colación la "pregunta del millón" en la industria publicitaria: ¿Qué le aguarda a la publicidad en el futuro?

La respuesta a esta pregunta pasa en buena medida por el contenido. Y es que la publicidad parece abocada a metamorfosearse en contenido. "Stop advertising. Start entertaining" es el particular lema de Vogel.

¿La moraleja? Que la publicidad del futuro girará fundamentalmente en torno a la producción de contenidos interesantes que entretengan al consumidor, subrayó Vogel.

Está claro que el futuro de la publicidad pasa en gran medida por el contenido, pero ¿cuál es la clave para alumbrar campañas de marketing de contenidos verdaderamente rompedoras? “Lo más importante es que cada marca elija un tema y adopte en torno a él una postura muy concreta”, señala Vogel.

Es asimismo esencial que haya un planteamiento ético detrás de las historias de las marcas, como sucede, por ejemplo, en el caso de Dove. No se trata única y exclusivamente de divertir, las historias necesitan hasta cierto punto profundidad, advierte Vogel.

Más allá del contenido, en la publicidad del futuro ejercerá un impacto monumental la tecnología. “Hoy en día la tecnología significa para la gente poder, libertad y vídeos de gatitos”, apunta, por su parte, Heuel. ¿La consecuencia? Que cuando al consumidor no le gusta algo, simplemente no hace clic.

Por eso, y en vista del auge de los “ad blockers”, la publicidad necesita una vuelta de tuerca. “En la nueva era digital no funciona ya lo de poner de los nervios al consumidor con la publicidad. Cualquier contenido, ya sea un vídeo de gatitos o la foto de una cena, es un ‘player’ en la lucha por la atención del consumidor”, dice Heuel.

Por eso, para estar bien pertrechadas de cara a la cruenta batalla de la atención, las marcas necesitan prestar muchísima atención a las necesidades del consumidor, desarrollar ideas en base a tales necesidades y conseguir que el consumidor comparta sus ideas, explica Heuel. Y eso “implica dar un giro de 180 grados a 100 años de marketing”, subraya.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir