DLD 2016

Los ricos (y monopolistas) también lloran, según Google #DLD16

googleSu ponencia en la conferencia DLD ha durado apenas 20 minutos, pero en este corto espacio de tiempo han salido de la boca de Philipp Schindler, vicepresidente global de Ventas y Operaciones de Google, innumerables nombres de empresas rivales del gigante de internet. Y eso que el objetivo de la participación de Schindler en DLD era a priori bien distinto: hablar de los nuevos horizontes de la compañía de Mountain View.

Pese a que muchos tildan a Google de ser un monopolio en toda regla, Schindler, el número dos detrás de Sundar Pichai en la que es probablemente la empresa online más poderosa del mundo, lo niega con contundencia. Lejos de incurrir en prácticas monopolísticas, Google está actualmente bajo la presión de cada vez más competidores (que inevitablemente la hacen pupa, o eso dice al menos Schindler).

“La competencia entre plataformas tecnológicas es más intensa que nunca”, subraya el ejecutivo de Google. Y esa competencia se deja notar en sus propios dominios. A fin y al cabo, “WhatsApp o Instagram son competidores para nosotros en Android”, señala. Y no sólo eso. Google sufre también bajo la presión de Apple, Facebook y WeChat, agrega.

Además, en el terreno de las búsquedas, el ámbito donde la Unión Europea ha hecho siempre más reproches a la empresa de Philipp Schindler, Google no es ni mucho menos el único “player”. “Cuando los internautas comienzan a buscar productos en Amazon, es evidente que después no acuden a nosotros. Amazon es un gran rival para nosotros en el terreno de las búsquedas”, dice Schindler.

Por otra parte, Schindler entiende perfectamente la preocupación de muchos europeos por la protección de sus datos personales, pero lo cierto es que “no podemos paralizar la innovación por culpa del miedo a la esfera privada del internauta”, destaca. Lo mejor es dar siempre al usuario la opción de no utilizar una funcionalidad concreta o cerrar el acceso a determinados datos que frenar de antemano una innovación tecnológica.

Más allá de sus “travesuras” en el terreno de la competencia y de la protección de datos, Google tiene otro frente abierto: el de no respetar supuestamente los derechos de autor de las editoriales y empresas periodísticas. Y también para esta acusación tiene respuesta Schindler. “Nos tomamos muy en serio las preocupaciones de los editores y queremos cooperar con ellos en todo el mundo”, recalca.

Finalmente, Schindler ha terminado hablando del futuro que le aguarda a Google en la era post Alphabet, la empresa creada este verano por el gigante de internet para aglutinar sus múltiples negocios. “Decidimos crear Alphabet porque Larry y Sergey tienen muchas ideas para cambiar el mundo y nuestra nueva estructura empresarial nos permite hacer realidad esas ideas”, señala Schindler. En el futuro Alphabet será una empresa volcada en los coches autónomos, en los globos aerostáticos con conexión internet, en proyectos médicos y en muchas otras cosas más. Pero eso sí, advierte Schindler, “Google seguirá siendo el núcleo central de nuestra empresa”.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir