DLD 2017

El storytelling, el ingrediente secreto del estrellato elevado a la máxima potencia

storytellingEsta mañana se han visto las caras en la conferencia DLD dos pesos pesados de la industria musical: Jay Brown y Phil McIntyre. El primero, CEO de Roc Nation, es a través de su empresa el encargado de dirigir los designios artísticos de cantantes de primerísima línea como Rihanna y Jay-Z. Y Phil McIntyre, de Philymack, tiene en nómina a estrellas como Demi Lovato y Nick Jonas.

¿Cómo se hace una estrella? ¿Cuál es la clave para brillar en el competitivo firmamento musical? Tanto Brown como McIntyre tienen meridianamente claro que la respuesta a estas dos preguntas pasa en gran medida por el storytelling, el buen storytelling.

En vista de la escasísima atención del consumidor nacido al calor de la era digital, los artistas deben jugárselo todo a la carta de las historias. “Cuando la gente está interesada, escucha. Cuando no lo está, pierde su capacidad de atención muy rápidamente”, constata Brown.

A los artistas no les queda, por lo tanto, más remedio que estar presentes (y pertrechados de contenidos) para llamar la atención de la gente. “Las personas están permanentemente distraídas y la única manera de despertarlas del letargo y cautivarlas en poniendo en su manos contenidos de calidad”, dice McIntyre.

En el debate protagonizado por Brown y McIntyre han salido, por otra parte, a colación las omnipresentes “fake news”, que también ponen contra las cuerdas (a su manera) a los músicos. Por eso, y en vista de la falsedad reinante, es sumamente importante que los artistas conviertan la autenticidad en su principal aliada, indica McIntyre.

Como ejemplo de la autenticidad que debe barnizar hoy en día todo lo que hacen los músicos McIntyre cita el caso de Nick Jonas y de su single “Jealous”. Lastrado por el pasado de Nick en la banda Jonas Brothers, este single no parecía a priori lo suficientemente bueno. “Por eso, rebuscamos en el pasado de Nick y terminamos grabando una versión góspel de la canción en una iglesia”, relata McIntye. Gracias a ello, “Jealous” obtuvo por fin la pátina de autenticidad que necesitaba, concluye.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir