Dmexco 2013

A. Kassaei (DDB) en #Dmexco: "¿Mi profesión? Me prostituyo"

La influencia de la tecnología permea todos los aspectos de nuestras vidas. Y se está dejando notar especialmente en el día a día de la de aquellos cuya materia prima de trabajo es la creatividad. Hablamos de los publicitarios. Precisamente dos publicitarios de peso, Amir Kassaei, director creativo global de DDB, y Peter Figge, CEO de Jung von Matt, se han visto hoy las caras en Dmexco para debatir sobre el creciente impacto de la tecnología en la industria de la creatividad.

El cara a cara entre Kassaei y Figge, moderado por Jochen Wegner, redactor jefe de Zeit Online, ha comenzado con polémica y contundente declaración de intenciones por parte del primero. "¿Cuál es en realidad tu profesión?", le ha preguntado Wegner al director creativo DDB. "Me prostituyo", ha sido la sorprendente respuesta de Kassaei. La publicidad tiene muchos puntos en común con la profesión más antigua del mundo. Puede que no vendamos nuestro cuerpo, pero sí nuestra alma a nuestros clientes, afirma Kassaei.

¿Y qué quieren los clientes de los publicitarios en la nueva era digital? En realidad, demandan lo mismo de siempre, ideas creativas. La diferencia estriba en que esas ideas creativas deben tener la capacidad de viajar fluidamente por todos los canales, explica Kassaei.

Y esas ideas deben tener la capacidad de transformarse en contenidos de calidad. Pero, ¿cómo se fabrican contenidos de calidad en la era tecnología? Con una buena dosis de datos. “Es importante tener datos para analizar convenientemente el comportamiento del cliente y poder mejorar así la creatividad de nuestras campañas”, señala Figge. “Con los datos se generan insights y con esas insights se cocina la creatividad”, añade.

Eso sí, ni las marcas ni las agencias pueden permitirse el lujo de mentir al cliente a la hora de explicar cómo se están utilizando sus datos. Este es un terreno muy espinoso y lo mejor es apostar por la franqueza y la sinceridad, apunta Figge.

El consumidor es al fin y al cabo el eje sobre el que pivota el marketing, apostilla Amir Kassaei. “El marketing no es otra cosa que crear consumidores”, dice. Y por eso los publicitarios y las marcas no pueden permitirse el lujo de mentir descaradamente y traicionar al consumidor, señala Kassaei.

“Antes el consumidor era una minúscula salchicha, ahora es una muy grande”, dice Wegner, el moderador del debate entre Kassaei y Figge. Por eso hay que mirarle con mayor respeto y complacerle, recalca.

Con tecnologías por doquier y consumidores “crecidos”, ¿es éste un buen momento para embarcarse en la industria publicitaria? Kassaei cree que no o al menos en la industria publicitaria tal y como se forjó en el pasado siglo XX. “Hoy por hoy no fundaría una agencia de publicidad”, confiesa el creativo de DDB.

Al margen de si es conveniente o no subirse hoy al tren de la industria publicitaria, ¿cómo son o deberían ser las agencias modernas? Kassaei lo tiene claro. “La agencia moderna es una mezcla de humanidad, creatividad y tecnología”, dice. Y es además global. Trabaja desde cualquier punto del planeta para consumidores globales, concluye.

Para ver imágenes del evento, pulse aquí.

Te recomendamos

TAPTAP

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir