Dmexco 2013

#Dmexco: del Big Brother al Big Browser

De héroe del big data a canalla del big data. De acuerdo con Dominique Delport, director global de Havas Media Group, el presidente estadounidense Barack Obama tendrá un papel protagonista en el futuro del marketing gobernado por los datos y no será un papel especialmente halagüeño. En su conferencia "Data Hysteria", pronunciada el pasado miércoles en la feria de marketing digital Dmexco, Delport lanzó un mensaje muy contundente a las empresas que se han contagiado ya de la fiebre de los datos: "Sed transparentes, sed justos o preparaos para una inevitable reacción en contra".

En su ponencia Delport ilustró tanto el potencial como el riesgo del big data en el desarrollo actual de la política estadounidense. En 2008 Obama y su equipo lograron alzarse vencedores en las elecciones de Estados Unidos por su ya mítica campaña social "Yes We Can" y en 2012 ganaron porque convirtieron el "Yes We Can" en el "Yes We Code", explicó.

“En las elecciones estadounidenses de 2012 se manejaron automáticamente varias variables para alcanzar el triunfo: desde el análisis predictivo al microtargeting a los spots de televisión”, señaló.

De todos modos, en el universo del big data no todo son bondades, advierte Delport. ¿El mejor ejemplo de ello? El reciente escándalo de la NSA que, según Delport, demuestra lo sensible que puede llegar a ser el público cuando se siente permanente observado por las autoridades. “Antes hablábamos de que el Big Brother estaba permanentemente observándonos. Ahora es el Big Browser el que nos está vigilando”, apuntó.

La ciudadanía está viviendo hoy por hoy una situación esquizofrénica en lo que al manejo de sus datos personales en internet se refiere. “Aunque muchos usuarios han vivido ya en primera persona consecuencias negativas en sus relaciones personales y en su vida laboral derivadas de su obsesión por las redes sociales, lo cierto es que siguen compartiendo contenidos personales en masa en estas plataformas. El contenido de nuestros corazones es sustancialmente menos privado que el contenido de nuestras carteras”, subrayó Delport.

Pese a las contradicciones de muchas personas en relación con la gestión de sus datos personales, cada vez hay más usuarios que se toman la molestia de alejar su información personal de “espías” indeseados. El problema es que “el Top 3 de esta lista lo encabezan los hackers, los criminales y los anunciantes”, indicó.

Si los anunciantes quieren sacar verdadero partido al big data, necesitan ganarse la confianza del consumidor. “La confianza del cliente es la principal fortaleza de una marca verdaderamente relevante. Si el cliente siente que la marca está abusando de su confianza, no tarda en divorciarse e ella”, concluyó.

Para ver imágenes del evento, pulse aquí.

Te recomendamos

A3

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir