Dmexco 2014

La publicidad programática es de sangre fría y la creatividad es de sangre caliente, pero se aman

amorDe alguien que se declara a sí mismo “profeta digital” de AOL no cabe esperar sino sorpresas. Y en este sentido el siempre único David Shing no defraudó ayer a los asistentes a la feria de marketing digital dmexco, a los que dio un auténtico baño de sabiduría digital en estado puro.

Shing comenzó hablando de una de las tendencias de más relumbrón actualmente en el universo “marketero”, la publicidad programática, y lo hizo para desterrar mitos en torno a esta disciplina.

La publicidad programática no tiene nada de fría. Es cierto que la “sangre” que hace bombear su corazón son los algoritmos, pero lo cierto es que esa “sangre fría” que circula en sus entrañas se fusiona después a la perfección con la “sangre caliente” de la creatividad. “La publicidad programática es una activadora de la creatividad”, aseguró Shing. Lejos de matar a la creatividad, la publicidad programática le insufla vida, añadió.

Vivimos rodeados de tecnologías, pero esas tecnologías no matan ni matarán nunca nuestras emociones, afirmó Shing. “La gente toma sus decisiones de compra de forma emocional, aunque es cierto que después se esfuerza en racionalizarlas”, señaló.

Con las emociones tienen también mucho que ver las expresiones personales, unas expresiones personales de las que las nuevas tecnologías son facilitadoras, recalcó el profeta digital de AOL. “La expresión personal se ha convertido en una nueva forma de entretenimiento”, agregó.

El ser humano, también en la nueva era digital, está constantemente a la búsqueda de entretenimiento y lo está porque las emociones son las que mueven sus hilos, dijo.

¿Y qué hay que hacer para dejar fluir las emociones humanas? Divertirse y ser desobediente. “Si obedeces todas las normas, te perderás toda la diversión”, concluyó Shing.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir