Dmexco

7 profecías sobre el futuro de internet atisbadas en la bola de cristal de dmexco

internetComo plataforma de comunicación verdaderamente abierta, la red de redes es todavía insultantemente joven. Su uso no se abrió de verdad a las personas privadas hasta principios de los años 90.

Desde entonces la red de redes ha vivido en sus propias carnes mil y una innovaciones que la han cambiado para siempre. Pero a internet le queda todavía mucho por vivir (e innovar) y protagonizará a buen seguro un buen puñado de cambios a corto y medio plazo.

Pero, ¿con qué innovaciones nos sorprenderá la red de redes en los próximos años? La feria de marketing digital dmexco, que se celebra este miércoles y este jueves en la ciudad alemana de Colonia, intentará dar cumplida respuesta a esta pregunta con predicciones que podrían tornarse con el tiempo en verdaderas (pero también falsas).

El futuro de internet está aún por escribir, pero nunca está de mal hacer cábalas. Con motivo de la feria de marketing digital dmexco, Horizont desmenuza a continuación 7 posibles futuros cambios que la red de redes podría guardarse bajo la manga:

1. La que fue una vez una red 100% libre podría privatizarse
La sacrosanta neutralidad de la red, aquella sobre la que internet construyó originalmente sus cimientos, está cada vez más amenazada. La red de redes, que nació como un bien público en el que nadie ni nada tenían a priori privilegios sobre otros (a cambio del poderoso caballero don dinero), corre el peligro de privatizarse. Los denodados esfuerzos (aparentemente magnánimos) de gigantes digitales como Facebook y Google para llevar internet a las regiones más recónditas del planeta es sólo un síntoma de la que posible e inminente privatización de la red de redes.

2. Siri y compañía podrían amordazar (para siempre) a las apps
Durante algún tiempo muchos especularon con la posibilidad de que las apps móviles terminarían desbancando a la World Wide Web de toda la vida. Actualmente la World Wide Web sigue viva y coleando y ahora las que podrían correr el peligro de morir son las que supuestamente iban a matar a las webs de toda la vida. ¿Los culpables? Asistentes de voz como Siri, Alexa y Cortana, que gracias a los tan en boga chatbots, podrían convertir las todopoderosas apps en algo absolutamente superfluo. En el futuro, y dotados de una inteligencia artificial absolutamente asombrosa, los asistentes de voz podrían convertirse en la principal (y casi única) puerta de acceso de los usuarios a internet.

1

3. La red global podría tener fecha de caducidad
Internet vino al mundo siendo un instrumento de comunicación global y absolutamente huérfano de fronteras. Hoy la democracia inherente a la red de redes corre el riesgo de desvanecerse espoleada por las fuerzas políticas, que quieren manejar a su antojo lo que antaño era un bien global. En China, por ejemplo, la red de redes es casi 100% local y tiene, por culpa de la censura, muy poco de global. Internet podría dejar de ser internet para convertirse en “splinternet”, en una red de redes dividida por fronteras geográficas.

4. El internet de las cosas levantará el vuelo (y no habrá quien lo pare)
En un futuro no muy lejano todos los objetos (antaño mudos) estarán interconectados entre sí y podrán comunicarse los unos con los otros. El internet de las cosas promete automatizar múltiples procesos de nuestra vida diaria, pero desde el punto de vista del marketing el boom del Internet of Things (IoT) lo que a priori parece una bendición podría convertirse en una maldición. ¿Por qué? Porque si las cafeteras son capaces de pedir y comprar café por sí mismas, ni la mejor publicidad del mundo podrá convencerlas (no son al fin y al cabo humanas) de probar otra marca de café.

3

5. De internet móvil a outernet
Internet móvil es actualmente el indiscutible gallo del corral del universo online. Pero lo cierto es que el futuro de la red de redes va mucho más allá de los smartphones. Gracias a la realidad aumentada, que tan fascinante se ha revelado en el videojuego de moda, Pokémon GO, internet móvil podría convertirse más pronto que tarde en una suerte de “outernet” donde el mundo real y el mundo virtual caminarán juntos de la mano.

6. El fin de las direcciones digitales podría estar cerca
Los dominios de internet eran antaño indispensables para moverse en el interminable “callejero” de internet. Hoy ya no lo son tanto porque, para dar con el contenido que están buscando, los internautas se valen cada vez más de los buscadores, los códigos QR y las omnipresentes redes sociales.

7. La web podría adentrarse muy pronto en la tercera dimensión
La realidad virtual, esa que tanto gusta a gigantes de internet como Facebook y YouTube, dejará absolutamente demodé a la web bidimensional de la toda la vida y la adentrará en una nueva y tercera dimensión.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir