Dmexco

Divisando el rabiosamente interactivo futuro del "shopping" en dmexco

dmexco: 4 ejemplos que anticipan las (futuristas) experiencias de compra que están por venir

En China los clientes de KFC tienen la posibilidad de realizar pedidos mediante un robot que es capaz de predecir sus preferencias personales en lo que a pollo frito se refiere. Y no estamos hablando de un escenario de futuro y sacado directamente de una película de ciencia ficción sino de un proyecto piloto desarrollado conjuntamente por la agencia digital Isobar y el motor de búsqueda Baidu.

Según Jean Lin, CEO de Isobar, este innovador proyecto cobija en sus entrañas todo aquellos que un nativo digital (de pura cepa) desea de una experiencia de compra 100% interactiva: inteligencia artificial, reconocimiento de voz y realidad aumentada.

Lin compartió ayer en dmexco mesa de debate con Kris Beyens, vicepresidente de operaciones de de eBay para la región EMEA. Y ambos trataron de dilucidar cómo evolucionarán los hábitos de compra en un futuro próximo (y cómo las marcas pueden sacar partido de ellos).

A lo largo de su ponencia compartida en dmexco Lin y Beyens enumeraron algunos ejemplos que anticipan ya, de manera excepcionalmente precisa, lo que está por venir en el universo del “shopping”:

1. El robot de KFC
En el verano del año pasado KFC, Baidu y la agencia Trio Isobar se convirtieron en la “comidilla” (para bien) de la industria marketera gracias un singular robot introducido en una de las filiales de la célebre cadena de pollo frito en la ciudad china de Shanghái. Dumi (así se llamaba este robot tan especial), estaba entrenado no sólo para reconocer el rostro de los clientes de KFC sino también su voz. Debido a sus “superpoderes” Dumi era capaz asimismo de anticiparse a los gustos del consumidor y de realizar cambios en los pedidos de la clientela. Con este robot, que formaba parte de un proyecto piloto, KFC, Baidu y Trio Isobar trataban de analizar el funcionamiento de la tecnología de reconocimiento de voz en el ramo de la hostelería en un lugar, la ciudad de Shanghái, donde hay múltiples acentos y dialectos diferentes.

2. El reloj holográfico de Hublot
Los clientes de la marca de relojes de lujo Hublot tienen la posibilidad de probarse de manera virtual los productos de esta firma. Para disfrutar de esta singular experiencia los clientes de Hublot deben colocar simplemente su brazo bajo una pantalla, que se encarga de personalizar los relojes holográficos ciñe después virtualmente sobre la muñeca de los usuarios.

3. El “click & collect” de eBay
Con su “click & collect” eBay tiende puentes entre el mundo online y el mundo offline. Y su principio es extraordinariamente simple. Los clientes tienen la posibilidad de recoger pedidos en determinadas tiendas físicas siempre y cuando los productos estén disponibles. ¿Las ventajas de esta modalidad? El comprador se ahorra los gastos de envío, puede recoger su pedido cuando lo desea y se libra además de rascarse el bolsillo en caso de querer devolver lo que ha comprado. Y no sólo eso. El “click & collect” es una manera de devolver a las tiendas físicas (al menos en parte) los clientes perdidos por culpa del e-commerce.

4. El “V-Showroom” de Chevrolet
El denominado “V-Showroom”, lanzado hace unas semanas por Chevrolet en colaboración con Carat, es una aplicación de realidad mixta donde el mundo real y el mundo virtual se fusionan para crear escenarios completamente nuevos en tiempo real. Gracias a ella el vendedor puede mostrar al cliente el vehículo en que está interesado de manera holográfica. Este sistema resulta particularmente útil cuando el concesionario no es lo suficiente grande como para cobijar todos los modelos de la marca.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir