Dmexco

dmexco: 5 lecciones que el NYT ha aprendido (a veces por las malas) con la realidad virtual

nytLa prestigiosa cabecera neoyorkina The New York Times lleva trabajando desde hace aproximadamente un año con una tecnología con un prometedor futuro (y también muchos retos) por delante: la realidad virtual. Y precisamente por esta razón Meredith Kopit Levien, CRO del diario estadounidense, quiso hacer balance ayer en dmexco de la incursión de The New York Times en el universo de la realidad virtual.

A veces hay historias que no pueden narrarse adecuadamente con decenas de fotografías y miles de palabras cuidadosamente elegidas. De alguna manera no consiguen trasladar al espectador al 100% las emociones que hay en ellas agazapadas. La historia del fusilamiento de José, un joven mexicano de 16 años, es una de esas historias, señaló Kopit Levien.

La muerte del joven azteca planteó en su día muchas preguntas, relacionadas sobre todo y ante todo sobre la ausencia de control de las autoridades policiales estadounidenses en la frontera con México. “21 fotografías y 9.000 palabras sobre el tema no consiguieron que la historia fuera de verdad aprehensible para el lector”, recalcó la ejecutiva de The New York Times. Fue entonces cuando el legendario periódico de la Gran Manzana decidió recurrir a la realidad virtual para narrar la historia y darle el enfoque 100% emocional que no podían adjudicarle ni las fotos ni las palabras.

Durante el último año The New York Times ha alumbrado 29 vídeos de realidad virtual de que acumulan ya 10 millones de reproducciones y que se las han ingeniado para retener al espectador durante una media de 6 minutos frente a la pantalla. Los vídeos “normales” son vistos, en cambio, durante una media de entre 2 y 3 minutos.

“Creemos que la realidad virtual supone un inmenso paso hacia adelante tanto para el periodismo como para el marketing”, asegura Kopit Levin.

The New York Times ha aprendido mucho desde que se arrojara hace un año en los brazos de la realidad virtual y estas son las 5 lecciones más reseñables:

1. La realidad virtual es un medio de nueva hornada que no vale para todo
“La realidad virtual no es la mejora de un medio ya existente, es un medio totalmente nuevo. La realidad virtual es sobre todo muy útil y pertinente cuando la presencia en el lugar de los hechos puede contribuir a entender la historia. Esta tecnología resulta también adecuada para reflejar un determinado estado de ánimo ¿Para qué no resulta apropiada la realidad virtual? Para el storytelling lineal y secuencial básicamente”, indica Kopien Levien.

2. En la realidad virtual gira todo en torno a las experiencias de primera mano
El reportaje “Life at 800 feet”, en el que The New York Times da visibilidad a las historias de los neoyorkinos que viven y trabajan en los plantas superiores de los rascacielos más altos de la ciudad, consigue trasladar al lector las sensaciones fuertes de vivir y trabajar en las alturas gracias a la realidad virtual.

3. Hay que poner en manos del usuario contenidos que éste quiere de verdad experimentar
“No se trata de estar allí donde está el usuario. Se trata de reflexionar sobre cómo desea el usuario experimentar el contenido y darle además varias opciones para vivirlo en primera persona”, destacó Kopit Levien. ¿Un ejemplo? El desafío “Can you beat Usain Bolt?”, en el que usuario puede jugar a desafiar al atleta jamaicano e intentar batir su rapidísimo tiempo de reacción.

4. Con la realidad virtual ya no hay géneros periodísticos (ni tampoco formatos)
Durante los Juegos Olímpicos de Río The New York Times puso en marcha un proyecto bautizado con el nombre de “The fine line” y protagonizado, entre otros atletas, por la gimnasta Simone Biles que no encaja, sin embargo, en ningún género periodístico. ¿Es un vídeo o es un artículo? ¿Es un contenido para la versión impresa del diario, para la versión desktop o para la versión móvil? Imposible responder a estas preguntas.

5. Para probar algo nuevo como la realidad virtual hay que asumir riesgos (y permitirse el lujo de fallar)
“En la versión impresa de nuestro diario no podemos permitirnos el lujo de cometer fallos. El diario debe aterrizar en los quioscos siempre perfecto. La realidad virtual, en cambio, no tiene que ser 100% perfecta. Es un experimento y el lector lo sabe”, concluyó Kopit Levien.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir