Dmexco

Bonin Bough le hinca el diente a la adicción al móvil en dmexco

dmexco: El (adictivo) móvil es el "crystal meth" de la nueva era digital

La "movilización" (elevada a la máxima potencia) de la sociedad tiene en el consumidor un impacto mucho más profundo de lo que los marketeros están dispuestos a reconocer. Así lo ha recalcado hoy Bonin Bough, el que fuera director de medios y e-commerce de Mondelez, en la feria de economía digital dmexco.

“Nos hemos convertido (por culpa de los móviles) en la sociedad más distraída de la historia, pero nunca admitiremos que estamos distraídos”, advierte Bough, que actualmente presenta el programa de emprendimiento Cleveland Hustles en la CNBC.

En el trabajo previo de investigación para el libro Txt me: Your pone has changed your life. Let’s talk about it Bough se topó con historias (increíbles pero ciertas) de personas que llegan al extremo de mentir a sus amigos para echar un vistazo al móvil (a escondidas en el baño de un restaurante).

De hecho, recalca Bough, el 80% de la gente a lo último a lo que dirige su mirada antes de dormirse es a su smartphone (en lugar de a su pareja). Y no sólo eso. El 80% de los bebés hacen su debut en las redes sociales apenas una hora después de salir del paritorio (por culpa de sus indiscretos padres, por supuesto).

En su ponencia Bough se ha referido además al síndrome de la vibración fantasma (la sensación de que el móvil está vibrando cuando en realidad está completamente mudo). A su juicio, este síndrome, fruto de la adicción al móvil, es similar al que padecen los consumidores habituales de la droga “crystal meth”.

Pero el impacto de los omnipresentes smartphones va mucho más allá de la adicción que provocan. Según Bough, los móviles son responsables también de dos fenómenos de gran calado social: la desaparición de las jerarquías y la muerte de la rebelión.

Las jerarquías están desapareciendo porque los jóvenes, con la ayuda de la red de redes, están descubriendo que sus padres son profundamente hipócritas en relación con temas como el alcohol y las drogas (que también ellos consumían en sus tiempos mozos).

Por otra parte, y puesto que los padres gracias a las tecnologías están permanentemente al tanto del paradero y las actividades de sus retoños, estos ven inevitablemente mermada su capacidad para rebelarse.

A pesar de los profundos cambios que los móviles y otras tecnologías aledañas están provocando en la sociedad, los cierto es que los marketeros son sólo conscientes hasta cierto punto de tales cambios, denuncia Bough.

“Está claro que los smartphones tienen un profundo impacto desde el punto de vista puramente empresarial, pero también desde el punto de vista social”, subraya.

Los servicios de mensajería nacidos al calor de los móviles están cambiando de arriba abajo la comunicación. Por eso, “no deja de sorprenderme que tan pocas marcas interactúen con sus clientes en estos canales. Hay una generación entera que no sabe lo que es el email y sólo sabe de la existencia de los servicios de mensajería”, concluye.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir