Dmexco

Alison Lewis desgrana las claves del marketing ambidextro en dmexco

dmexco: Los 5 principios (radicalmente polivalentes) del marketing ambidextro

Sólo el 1% de la gente nace con la asombrosa capacidad de utilizar ambas manos (la derecha y la izquierda) con idéntica destreza. Y aunque los ambidextros tienen a priori poco a nada que ver con el universo del marketing, lo cierto es que sus profesionales, los marketeros, harían bien en mirarse en ellos y su natural polivalencia para contemplar el mundo desde múltiples (y necesarias) perspectivas.

Así lo cree al menos Alison Lewis, CMO global de la multinacional Johnson & Johnson, que ha desgranado esta mañana en dmexco las claves del marketing ambidextro, aquel que en los tiempos inciertos y complejos que corren es capaz de salir de su zona de confort, experimentar (de manera constante) y explorar nuevos horizontes.

A juicio de Lewis, el carburante que hace rugir el motor del marketing ambidextro son los datos. “El Big Data es de una importancia absolutamente crítica y define inevitablemente la manera en que las marcas dan forma a sus mensajes”, dice Lewis.

Con los datos a su vera, recalca Lewis, las marcas están en posición de brindar experiencias absolutamente excepcionales a sus clientes. Y tales experiencias son, insiste Lewis, las que abren realmente de par en par las puertas del corazón del cliente.

Las experiencias, que cuando son buenas, están consagradas en cuerpo y alma al consumidor (a sus intereses, deseos y necesidades), son la columna vertebral del marketing ambidextro, que echa raíces en los principios que disecciona a continuación Lewis:

1. Fijar la mirada en un propósito realmente inspirador. Las marcas huérfanas de propósito están condenadas a toparse de bruces con el fracaso, según Lewis.

2. Ofrecer experiencias personalizadas al cliente. En la nueva era digital, y provistas como están de muchísimos datos, las marcas deben huir de los mensajes genéricos y regalar experiencias 100% personalizadas al cliente.

3. Apostar por los ecosistemas conectados. El cada vez más ubico internet de las cosas obliga a las marcas a estar presentes para el cliente en diferentes canales conectados entre sí (donde éste pueda disfrutar de experiencias sin fisuras).

4. Crear valor a través de la innovación. Con la digitalización apostada casi en cada esquina, las marcas no pueden permitirse el lujo de no innovar (y no hacerlo de manera constante).

5. Convertir a los clientes en miembros (de una comunidad). Las marcas son mucho más que marcas, son comunidades y deben esforzarse por acoger en su seno a los clientes como si miembros de su familia se trataran.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir