Dmexco

El posicionamiento político de las marcas, protagonista en DMEXCO

DMEXCO: Las marcas que no se mojan políticamente se marchitan como flores

En tiempos tan politizados (y potencialmente extremistas como los actuales), "a las compañías no les queda más remedio que posicionarse políticamente", ha asegurado T. Höttges (Deutsche Telekom) en DMEXCO.

marcasEl cambio climático, la crisis demográfica, el pujante nacionalismo. Los desafíos (en forma de nubarrones) que se divisan en el horizonte social son muchos y muy variados.

Ante la perspectiva de tantísimos problemas (que nos conciernen, al fin y al cabo, a todos), ¿qué debe hacer la sociedad? Y no menos importante, ¿cuál es el papel de las empresas en este nuevo contexto?

En torno a esta pregunta, de índole inevitablemente peliaguda, ha girado la ponencia que Timotheus Höttges, CEO de Deutsche Telekom, ha pronunciado esta mañana en la feria de economía digital DMEXCO, que ha levantado hoy el telón en la ciudad alemana de Colonia.

Höttges ha comenzado su intervención en DMEXCO haciendo hincapié en una lóbrega y preocupante realidad: la resurrección en tierras europeas del nacionalismo.

En tiempos tan politizados (y potencialmente extremistas como los actuales), “a las compañías no les queda más remedio que posicionarse políticamente”, subraya Höttges.

hottges

La responsabilidad de las empresas para con todo aquello que tiene lugar en su entorno no puede, no obstante, estar constreñido única y exclusivamente a la añejo concepto de responsabilidad social corporativa (RSC). “Estoy convencido de que la RSC está muerta. No puede ser algo que aparezca única y exclusivamente en la página 92 del informe anual de una empresa. Necesitamos crear nuevas y relevantes maneras de interactuar con la sociedad. De lo contrario, los millennials no van a comprar nuestros productos y servicios”, señala.

En el actual y caldeado panorama social y político “los puentes deben ser más populares que los muros”. Hay que hacer hincapié en la construcción para dejar K.O. a la destrucción.

“Nos falta optimismo y, sin embargo, lo necesitamos con arrebatada intensidad. Debemos despertar a esta realidad”, dice Höttges.

“Si nos dejamos reconcomer por el pesimismo, el que nos lleva a creer que no hay un futuro brillante por delante, caeremos irremediablemente en las garras de la nostalgia y la agresividad”, recalca el CEO de Deutsche Telekom.

Precisamente por eso, y aquejada de un pesimismo impenitente, la sociedad lo contempla hoy todo de manera de polarizada y habla sólo de “derecha” e “izquierda”, de “internacionalidad” o “nacionalidad”.

El pesimismo ha echado, desde el punto de vista de Höttges, profundísimas raíces, en su Alemania natal y eso precisamente es lo que diferencia a su patria chica de la cada vez más pujante China (en clave económica). “Alemania y Europa han perdido su optimismo en el futuro”, indica.

Haciendo referencia a uno de los conceptos de más relumbrón en la nueva era digital, el omnipresente content, Höttges cree, por otra parte, que la importancia de éste se ha exagerado hasta el infinito y más allá. “El content no es el rey, quien porta realmente la corona sobre sus hombros es el usuario”, asevera el CEO de Deutsche Telekom.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir