Dmexco

El marketing digital necesita renacer (mirándose en el espejo de DMEXCO)

DMEXCO: ¿Necesita el marketing digital hacer borrón y cuenta nueva?

La feria DMEXCO se ha propuesto reinventarse. Lo mismo debería hacer el marketing digital que copa en este evento todos los titulares. De lo contrario, está abocado a morir.

marketing digitalDesde que viera la luz por primera vez allá por el año 2009 la feria de marketing digital DMEXCO ha cosechado éxito (fulgurante) tras éxito (igualmente fúlgido). Sin embargo, este año tan magno evento, que se jacta, de hecho, de ser la mayor feria de marketing digital en el viejo continente, se ha propuesto marcar distancias con su exitoso pasado y también con aquellos que hicieron posibles sus éxitos pretéritos.

Fuertemente dependiente en el pasado de los “palabros”, esos que se multiplican como setas en un sector, el del marketing digital, enamorado hasta el tuétano de las modas, DMEXCO, con sus nuevos responsables al frente, quiere poner el foco en lo que de verdad importa en el tándem conformado por marketing y medios digitales: asumir responsabilidades en relación con las tecnologías de nueva hornada, desarrollar estrategias sostenibles y agasajar al consumidor con experiencias de primerísima calidad.

La feria DMEXCO ha decidido reinventarse y su reinvención pretende ser el espejo en el que se mire también el marketing digital, una industria que, aquejada de múltiples males, necesita también renacer (y hacerlo con urgencia).

Si tomamos los estudios sobre la publicidad online como vara de medir, parece claro que esta fórmula publicitaria es odiada con fruición por un consumidor que está ahíto de los anuncios que salen constantemente a su paso en la red de redes. ¿El problema? Que ese consumidor, el que verdaderamente manda, es dejado sistemáticamente en un segundo plano por quienes se desenvuelven en la arena del marketing digital, denuncia Volker Schütz en un artículo para Horizont.

La publicidad digital se ha hecho más y más compleja en el transcurso de los últimos años y añadirá aún mayores niveles de complejidad en el futuro. Esa complejidad, emanada de la tecnología que está pegada como una lapa a la publicidad digital, hace que la importancia (relevantísima) del consumidor sea desdeñada sistemáticamente por aquellos que llevan los pantalones en esta disciplina publicitaria y prefieren hablar de Big Data, KPIs y otros abstrusos conceptos.

Algunos han terminado por convencerse de que conceptos como el Big Data y la inteligencia artificial le dan mil vueltas de creatividad y a la experiencia del consumidor. Y la verdad, como suele ser habitual, está en el justo medio. Claro que el Big Data y la inteligencia artificial tienen una importancia de primer orden en la publicidad digital, pero también la tienen la creatividad y la experiencia del consumidor.

Lo que la publicidad digital necesita son menos “palabros” y más sentido común, ese del que parece haber estado divorciada en el transcurso de los últimos años, concluye Schütz.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir