Dmexco

Inteligencia artificial y humanidad pasan por el altar en dmexco

dmexco: Por qué el futuro estará gobernado por los "mestizos" de máquinas y humanos

La inteligencia artificial, esa que tantísimo miedo mete en el cuerpo a algunos, no nace con la vocación de reemplazar a los humanos sino de ayudar a la sociedad a avanzar.

En el futuro las denominadas “humachines”, fruto de la simbiosis de la creatividad humana y de la inteligencia artificial, estarán al servicio de los humanos y les apoyarán en la construcción de un mundo mejor.

Pero, ¿cómo cambiará la colaboración de humanos y máquinas el día a día de las personas y de las empresas? ¿Dónde estamos ahora (desde el punto de vista de la inteligencia artificial) y hacia dónde nos dirigimos?

Sobre este tema, de candente actualidad, se ha hablado hoy en una mesa redonda celebrada hoy en el marco de dmexco en la que han participado Sonja Moosburger (MediaMarktSaturn Retail Group), Markus Ruebsam (SAP Hybris) y Limor Schweitzer (RoboSavvy).

Actualmente los robots están capacitados para realizar pequeñas y sencillas maniobras. “En el futuro los robots estarán capacitados para llevar a cabo todo tipo de tareas físicas y ejecutar, por lo tanto, casi cualquier trabajo siguiendo una serie de pasos”, profetizó Schweitzer.

Aun así, matizó Schweitzer, para que los robots hagan complejos razonamientos (como lo haría cualquier humano) falta todavía muchísimo tiempo (y un largo camino que recorrer).

Lo que está claro es que, en vista del futuro robótico que se avecina, las empresas están obligadas a hincarle el diente cuanto antes a la inteligencia artificial. Y una compañía que ha hecho ya los deberes en este sentido es MediaMarktSaturn, que trabaja desde hace dos años en proyectos de inteligencia artificial.

El eje central de uno de los actuales proyectos de inteligencia artificial de MediaMarktSaturn es un robot bautizado con el nombre Paul que saluda a los clientes de una de las filiales de la célebre cadena de tiendas de electrónica de consumo, les pregunta qué buscan y les acompaña hasta el producto deseado.

“Paul es contemplado como un trabajador más. Los demás vendedores no ven en él una amenaza para su puesto de trabajo. Hay muchísimas labores que nuestros empleados pueden desempeñar mientras un robot le da, por ejemplo, conversación al cliente”, dice Moosburger.

En cuanto a los problemas éticos que podría ocasionar la colaboración entre humanos y máquinas, los participantes en la mesa redonda creen que la inteligencia artificial está todavía demasiado “verde” como para plantear dilemas morales. En la mayor parte de los casos los robots desempeñan labores “estúpidas”, pero a medida que ganen en inteligencia, habrá que poner inevitablemente sobre la mesa disquisiciones de índole ética.

“Es vital que en el futuro pongamos el foco en la colaboración entre humanos y máquinas y no utilicemos a las segundas para reemplazar a los primeras. El verdadero potencial de la inteligencia artificial está en la simbiosis de humanos y máquinas”, recalca Ruebsam.

Te recomendamos
En otras webs

panda

dmexco

back to mk

beon

Reportaje Indigitall

Compartir