Dmexco

La sostenibilidad, un

Por qué las marcas que "pasan" de la sostenibilidad no van al cielo

Las empresas que osan ignorar la sostenibilidad, un tema que preocupa cada vez más al consumidor, están abocadas a convertirse en perdedoras.

sostenibilidadLa sostenibilidad no es una moda más (de naturaleza pasajera) en la industria marketera. Aquellas empresas que hagan caso omiso a la sostenibilidad están abocadas a morder del polvo más pronto que tarde. Esta es la conclusión que puede extraerse al menos de una mesa redonda celebrada hoy en el marco de DMEXCO en la que han tomado parte Hannah Wickes, CMO de Ecosia, Bart Manuel, cofundador de Dept, y Mark Haviland, EVP Brand Development & Sustainability EMEA de Rakuten.

Los ponentes han coincidido en señalar que la sostenibilidad en clave empresarial no significa simple y únicamente producir menos residuos. Se trata también de animar a los clientes y a los propios empleados a sensibilizarse sobre este tema y a poner en práctica un comportamiento verdaderamente sostenible. La sostenibilidad implica también aprender a decir a "no" a determinados encargos, incluso a aquellos que van a poner a priori pingües beneficios sobre la mesa.

Aun así, y pese a que caminar por la senda de la sostenibilidad no es fácil ni mucho menos (sobre todo al principio), abrazarla vale la pena a largo plazo. Aquellas compañías que ignoran el cambio climático se arriesgan a padecer daños irreparables en su imagen y a quedarse compuestas y sin un buen puñado de clientes, han recalcado los participantes en el debate.

La sostenibilidad no es una opción, es una obligación para las empresas

Enarbolando la bandera de la sostenibilidad las empresas (ya sean grandes o pequeñas) tienen muchísimo que ganar. Al fin y al cabo, cada vez más consumidores toman en consideración la sostenibilidad de las empresas a la hora de tomar decisiones de compra (y están además dispuestos a invertir más en aquellos productos y servicios que se precian de sostenibles).

A juicio de Haviland es responsabilidad y obligación de las empresas cambiar comportamientos que son extraordinariamente dañinos para el medio ambiente. Y de igual modo que las compañías deben promover la igualdad de género en sus propios dominios (sobre todo en los estamentos directivos), están obligadas también a alzar la voz en pro del castigadísimo planeta Tierra. Apostar por la sostenibilidad se traduce en clientes y empleados más satisfechos y también en negocios más exitosos, subraya.

Quienes ignoren la sostenibilidad se erigirán irremediablemente en perdedores y los "early adopters" se subirán, por el contrario, a lo más alto del podio, sostiene Haviland.

Por otra parte, para sacar el máximo partido a la sostenibilidad las empresas deben no sólo promover negocios sostenibles sino también incorporar la sostenibilidad en sus propios modelos de negocio, concluyen los participantes en la mesa redonda.

Te recomendamos

Dmexco 2019

Miami Ad School

Outbrain

T2O

Compartir