líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Pink Albatross, el revolucionario helado que hará cambiar tus hábitos de compra

EspecialesDosisLos helados Pink Albatross están elaborados solo con ingredientes naturales

La apuesta de Rethink Foods por una alimentación saludable

Pink Albatross, el revolucionario helado que hará cambiar tus hábitos de compra

Alberto Pérez

Escrito por Alberto Pérez

La compañía Rethink Foods lanzó en el año 2019 el helado Pink Albatross, un postre hecho solo con ingredientes naturales de origen vegetal.

Crear un mundo mejor, más rico y más inclusivo. Y si no un mundo, un sistema alimentario. O al menos, y de momento, un postre. Con ese propósito nació en 2018 la compañía Rethink Foods, un nombre que ya da pistas de por dónde van los tiros.

Luke, un vegano por convicción harto de tener que llevar su propio postre a las comidas de amigos; y Pepe, un padre que veía con pena pero sin resignación como su hija se quedaba al margen en los cumpleaños y comidas del cole por su alergia a la proteína de la leche y al huevo, se conocieron a través de un amigo en común. Tras muchos años desarrollando altos cargos en el mundo corporativo y trabajando en varios países alrededor del mundo, ambos buscaban un proyecto con propósito. Pink Albatross fue el resultado. Después de meses haciendo pruebas de helado sin leche en su casa, Luke dejó Nueva York para reunirse con Pepe en España, quien llevaba semanas y semanas estudiando el potencial del mercado de los helados vegetales a este lado del charco.

Así se creó en 2018 Rethink Foods, que en 2019 lanzó al mercado Pink Albatross: una marca de helados plant-based, sin ingredientes ultraprocesados, ni aromatizantes, ni saborizantes ni los llamados ‘E-s’. Un helado sin atajos. Un postre helado hecho solo con ingredientes naturales, tanto que cualquiera sabría dibujarlos. Hecho a base de ingredientes de origen vegetal de alta calidad (y en grandes cantidades) y sin leche ni gluten. Ni siquiera trazas.

En definitiva, helados deliciosos, indulgentes, cremosos, sabrosos y aptos para todos los consumidores. Para aquellos con un paladar exigente dada su alta calidad y para consumidores conscientes: aquellos que no pueden comer helado por restricciones dietéticas (intolerantes a la lactosa, celíacos, veganos) o consumidores preocupados por los derechos de los animales y el medioambiente. Un helado presentado en una tarrina rosa y con un albatross con sombrero que rompe con los códigos de la categoría y destaca en el lineal.

Catálogo de productos Pink Albatross

Indulgencia responsable

¿Y por qué un helado? Porque la vida está para divertirse y que sería de ella sin esos momentos indulgentes… pero responsables con nosotros mismos, con nuestra salud y con el planeta.

Porque en Pink Albatross son muy conscientes de que el sistema alimentario está bajo presión. Muchos de los problemas actuales relacionados con la salud, el medio ambiente y el respeto por los seres vivos (humanos y animales) tienen su raíz en cómo y qué comemos. De hecho, según Naciones Unidas nuestra alimentación impacta en el progreso de hasta 17 de los llamados Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Existe mucha literatura científica sobre los beneficios de una dieta basada en opciones vegetales frente a los efectos negativos de una muy sesgada hacia productos de origen animal -como es el caso de las dietas occidentales modernas- que pueden conducir a enfermedades cardíacas u otras enfermedades. En este sentido, la FAO estima que el 60% de los patógenos humanos y el 75% de las enfermedades emergentes son de naturaleza zoonótica (transmitida de animales a humanos).

En cuanto al medio ambiente, y según el informe de la ONU Livestock’s Long Shadow, el ganado representa el 18% de todas las emisiones antropogénicas de gases de efecto invernadero. Y los productos de origen animal usan más tierra, más agua y emiten más CO2 que los productos de origen vegetal. Como ejemplo, la fabricación de una sola tarrina de Pink Albatross requiere de un 60% menos de agua y tierras cultivables que una tarrina de un helado lácteo. Y emite un 50% menos de CO2. ¿Qué significa esto? Que con lo que se ahorra en la fabricación de una sola tarrina Pink puede recargarse un teléfono móvil hasta 12 veces, un humano puede ducharse 12 veces y proteger tierra para cultivar hasta 10 kilos de vegetales.

El cambio a una dieta basada en plantas sería desde luego muy beneficioso. Sin embargo, si los productos vegetales no son sabrosos, fáciles de conseguir, tienen un precio correcto o no son saludables, las personas no harán el cambio.

Pink Albatross pretende redefinir la relación con la comida fabricando alimentos más sabrosos y limpios hechos a base de ‘plantas’. De momento ya disponen de 8 sabores -avellana, pistacho, chocolate, choco-café, mango, fruta de la pasión, straccia-coco y menta con chocolate- en dos formatos: tarrina de 480ml y 90ml. Y puede adquirirse desde Carrefour, El Corte Inglés, La Sirena o Sánchez Romero hasta Glovo o Getir, pasando por las pequeñas tiendas de barrio gourmet y veganas.

Y lo más importante, están buenísimos. En una cata a ciegas contra un helado tradicional de los más vendidos del mercado, el 56% de los ‘catadores’, escogieron Pink Albatross. Porque el PInk, es el nuevo Punk!

 

La nueva interfaz que prueba Amazon se parece sospechosamente a TikTokAnteriorSigueinteLos "influencers virtuales", la nueva propuesta de Dentsu para hacer que las marcas despeguen en el mundo digital

Contenido patrocinado