El Sol

Marcos de Quinto: "el marketing debe escuchar menos al consumidor y observarle para entenderle"

La 32ª edición de El Sol ha puesto el broche final a su programa de ponencias con las palabras de uno de los máximos exponentes patrios del mundo del marketing y la publicidad.

Hablamos de Marcos de Quinto, hasta el pasado 1 de junio vicepresidente ejecutivo y responsable mundial de marketing de Coca-Cola.

“El trabajo comienza cuando se aprueba una idea, no cuando se tiene esta”, ha comenzado sus participación, destacando que nos encontramos en un momento en el que “todo es posible”, ante la incertidumbre que nos rodea.

“Las empresas necesitan adaptarse. Nos estamos centrando en predecir el futuro de las cosas pero son las personas lo importante”.

Precisamente sobre estas ha expresado que no se trata tanto de escuchar al consumidor: “hay que observarlos”. “El marketing debería dejar de escucharles tanto y pasar a observarlos y entender lo que hacen”.

Ante esta fotografía Marcos de Quinto ha manifestado que las empresas cuentan en la actualidad con tres opciones: “aumentar los ingresos, reducir drásticamente los gastos o desaparecer”.

“Hay demasiados departamentos tocando al consumidor como para que el marketing no esté coordinado con ellos”. Algo fundamental si tenemos en cuenta que no ha dudado en recalcar que “se ha demostrado la incapacidad del ser humano para predecir el futuro”.

De sus palabras se desprende la imperiosa necesidad de visualizar el futuro, observar a los consumidores, cuestionar las herramientas y, por supuesto, no idolatrar todas las nuevas que llegan.

“En marketing a veces son buenos con la diagnosis. Es por esto que hay que ser fieles a la estrategia puesto que muchas ideas no funcionan aunque queramos meterlas con calzador.

“En marketing a veces son buenos con la diagnosis. Es por esto que hay que ser fieles a la estrategia puesto que muchas ideas no funcionan siempre aunque queramos meterlas con calzador.

Ha querido destacar la importancia de pensar muy bien las estrategias que las marcas ponen en marcha en las redes sociales. “Aunque la televisión ha perdido como soporte publicitario todavía aporta un retorno mayor”.

Su discurso ha dejado claro que es muy importante para las marcas caer bien a los consumidores. Sin ventas no hay negocio. He aquí la importancia de trabajar sobre historias que emocionen.

“Las emociones nos mueven y las razones nos justifican”. Pero estamos ante un terreno en el que debemos ir con cuidado.

Marcos de Quinto no ha dudado además de hablar de temas de actualidad. Por un lado ha destacado el peligro que supone un nuevo fascismo en Estados Unidos, mientras que por el otro ha mostrado su admiración por Podemos. Eso sí, desde el lado de la estrategia de marketing de la formación morada.

“Es lo que hace Trump. Se salta los medios. Utiliza Twitter en lugar de dar ruedas de prensa, y los medios convierten sus tuits en contenido”.

Ha explicado que cuando una marca toma partido corre el riesgo de ser pretenciosa. Y lo ha ejemplificado con la última campaña de Pepsi. Es por esto que no debemos confiar tanto en las modas y rechazar ese ídolo del consumo virtual: “hay que vender y ser humildes”.

Por esto la estrategia de Coca-Cola se basa en:

1. Contar una buena historia.

2. Apostar por el customer centric.

3. Las estrategias deben resolver una necesidad real del consumidor.

4. Tener un tono aspiracional.

5. Mostrar un punto de vista indirecto, hacia un mundo mejor.

Un listado al que sumamos los tres principios por los que rige el marketing de Marcos de Quinto:

1. Es necesario contar con la capacidad de distinguir las buenas ideas de las mediocres y malas.

2. Contar con la integridad de no vender nada que sepamos que es malo o mediocre como algo bueno.

3. Si no tiene una buena idea la mejor opción es seguir trabajando para encontrarla.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir