El Sol

Tres días del festival #ElSol2013, tres días para descubrir las maravillas que esconde Bilbao

Tres días del festival #ElSol2013, tres días para descubrir las maravillas que esconde BilbaoUn año más, Bilbao acoge este fin de semana una nueva edición de El Festival Iberoamericano de Comunicación Publicitaria. El Sol, en esta ocasión, se celebrará el 30 y 31 de mayo y el 1 de junio. Tres días para empaparse del ambiente publicitario, pero también de deleitarse con las maravillas que esconde Bilbao.

Y cuando hablamos de maravillas en esta ciudad, una palabra salta en nuestras cabezas: tapas. ¡Pero cuidado! Ahora está en el País Vasco así que es momento de que se deshaga de su viejo vocabulario y se zambulla de lleno en esta particular cultura. En Bilbao, uno no se va de tapas o a tapear, sino que lo que hará será irse de Txikiteo.

Aunque por supuesto en cualquier bar de la ciudad le ofrecerán deliciosos pinchos, pero la zona más castiza para ir de Txikiteo es el Casco Viejo. Las calles de esta parte de la ciudad, que rezuman costumbre e historia, encierran algunas de las mejores tabernas y bares. Un consejo: adéntrese en los lugares más sorprendentes y recuerde que un buen bar es aquel en el que el suelo está colmado de servilletas, porque un suelo ocupado es sinónimo de clientes satisfechos.

Los más famosos son Irrintzi situado en la calle Santa María 8, Rotterdam en la calle Perro 6 y Gure Toki, Erreka y Urdiña, todos ellos locales contiguos que configuran la parte más gastronómica de la Plaza Nueva. En esta calle, la tradición, la modernidad y el diseño se encuentran en pequeños bocados que van desde secreto ibérico con mojo verde y trinxat de zanahoria hasta un mar de langostinos a la plancha, todo ello regado con un buen vino o una espumosa cerveza.

Un paseo por las ajetreadas calles de la ciudad hará que los pintxos queden atrás y que el estómago ruja pidiendo más delicatesen bilbaínas. Son ya las tres de la tarde, y los restaurantes abren sus puertas para ofrecer al visitante hambriento los guisos clásicos que cautivaron ya miles de paladares.

En Bilbao encontrará todo tipo de restaurantes con toda clase de platos elaborados, pero si lo que desea es comer por un precio asequible sin renunciar a la calidad de la cocina tradicional, lo mejor es acabar descansando en una de las sillas de la Gallina Ciega, el Restaurante Á Table Bilbao o el Restaurante Belmondo. En todos ellos, encontrará una muestra de los platos tradicionales de la comida vasca, como por ejemplo angulas a la vizcaína, bacalao club ranero, besugo a la espalda, bonito con tomate o callos a la vizcaína. Sabores del mar que transportan a la mismísima costa con cada bocado.

Pero en Bilbao no todo es comida, y la ciudad también es famosa por sus zonas de fiesta nocturna en las que las copas y la música inundan las calles del centro. Fuera del casco antiguo que es durante todo el día un hervidero de gente con ganas de disfrutar, hay dos zonas en las que la diversión nunca duerme. Una de ellas son los Jardines de Albia y otra Indautxu un barrio que acostumbra a teñirse de aficionados rojiblancos con cada partido del Athletic, pero que también ofrece los colores característicos de una noche interminable.

Bares y discotecas hay por doquier en esta ciudad, pero para los que el baile no llena sus noches, otras propuestas son, por ejemplo, el Kafe Antzokia (San Vicente 2) donde podrá disfrutar de conciertos en vivo durante la semana o la Cúpula (Bertendona 3), un club situado en la última planta del teatro Campos Eliseos.

Éstas son sólo algunas indicaciones que pueden guiarle por su particular viaje a través de esta ciudad, pero nuestra recomendación es que improvise su propia ruta, una que le guíe por los rincones de cada calle y le haga descubrir Bilbao desde sus cimientos.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir