líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Si sólo vende, haga publicidad, pero si quiere enamorar apueste por el contenido relevante #EnamoraMKD

hello enamoraLos hábitos de los consumidores han cambiado bastante a lo largo de los últimos años. La multiplicación de canales a través de los que informarse y el auge de las nuevas tecnologías han situado el bastón de mando en su lado de la balanza. Ahora es necesario aunar todos nuestros esfuerzos para que la experiencia de los consumidores sea lo más satisfactoria posible ya que el cliente debe situarse en el centro de todas nuestras estrategias.

Ha llegado el momento de ponernos las pilas y reconquistar a los consumidores. Una camino que a priori puede no parecer fácil pero para el que cuenta con todas las claves que Enamorando al Consumidor, evento organizado por MarketingDirecto.com, nos deja de la mano de expertos como Manuel Chao, digital marketing manager en Hello Media Group y Marta Campillo, strategic account director de Hello Media Group.

A través de su ponencia ha quedado claro que no toda la responsabilidad de este proceso recae exclusivamente en las marcas ni en los consumidores ya que, recuerden, hablamos de “amor” y, enamorarse, es cosas de dos.

Una ponencia que se ha dividido en dos partes. La primera ha corrido a cargo de Marta Campillo que ha señalado que “un consumidor no se enamora. Un consumidor consume y sólo una persona es capaz de enamorarse, de establecer un vínculo emocional con otra persona, animal, cosa e incluso marca”.

Ha destacado que cuando nos enamoramos dejamos a un lado la parte racional y aquí reside la diferencia entre la relación real y la transacción. “Las marcas son egocéntricas por naturaleza. Creen que las personas hablan de ellas y no es así”, ha dejado claro recordando que desde hace 10 años “se habla de que las marcas tienen que aportar soluciones reales”.

¿Hace algo por ser una ‘brand love’?

Ha llegado el momento de cambiar, ya que la gran mayoría de las marcas se autodefinen como “brand love”, pero no hacen nada por cumplir con esta definición. “Hay que diferenciarse”, especialmente si tenemos en cuenta que según los últimos estudios sólo una de cada 10 marcas es relevante para los consumidores a nivel global (al 90% le daría igual que desapareciesen las marcas con las que se relaciona a diario).

“Si queremos vender, sólo una transacción fría haremos publicidad pero si queremos enamorar a las personas tendremos que hacer contenido relevante”, ya que es necesario que las marcas estén presentes e integradas completamente en las conversaciones cotidianas de los consumidores. Para esto tenemos que seguir estos pasos:

1. Generar un contenido de valor que sea útil y nos ayude a conectar.

2. Personalización: crear experiencias únicas que nos hagan sentir especiales para establecer una relación duradera en el tiempo con la marca (el matrimonio en términos de amor).

3. Fomentar el diálogo haciendo sentir a las personas protagonistas de las acciones para conectar y mejorar las relaciones ya que serán estos los que generarán ese contenido real.

La importancia de fidelizar

Por su parte, Manuel Chao se ha centrado en la parte analítica. “El contenido es el rey pero el contexto es el primer ministro”, ha destacado afirmando que “sin contexto el contenido no sirve de mucho”.

Continuando con las referencias al amor. Ya hemos superado la fase de la cita y ahora pasamos a enamorar, es decir: fidelizar al cliente. Las redes sociales se posicionan como plataformas perfectas para “escuchar y atender a nuestros clientes ya que podemos convencer de que compren nuestro producto pero sin un trabajo constante no vamos a fidelizar”.

“Hay que hacer un minucioso seguimiento de nuestras relaciones con los clientes sino queremos encontrarnos con que sólo tenemos relaciones de una noche”, ha concluido.

 

La web Cocaineomics de Netflix como ejemplo de marketing de contenidoAnteriorSigueinteGlobal Vídeo Index Q2 muestra que las reproducciones de anuncios de vídeo aumentan en todo el mundo

Noticias recomendadas