Por qué la publicidad exterior es la pureza de una idea al desnudo #FOARD2015

publicidad exteriorCarga con muchísimos años sobre sus espaldas, pero la publicidad exterior sigue fuerte con un roble y lejos de verse lastrada por la imparable digitalización, ha sabido aprovechar las nuevas tecnologías en su propio beneficio.

El futuro de la publicidad exterior tiene todas las papeletas para ser tan esplendoroso o más que su centelleante pasado. Sobre el futuro de esta disciplina ha versado precisamente la ponencia que ha pronunciado hoy Antonio Morales, presidente de AEPE y director de Marketing de CEMUSA, en el congreso FOA República Dominicana, organizado por MarketingDirecto.com, la Liga Dominicana de Agencias Publicitarias (LIDAP) y nuestro partner internacional Yessely López.

Morales tiene muy claro que el futuro de la publicidad exterior caminará de la mano de internet y justifica su vaticinio con un contundente dato. “En el año 2020 aproximadamente 7.000 millones de personas estarán conectadas a internet”, augura Morales.

publi-exterior

En el futuro “todo estará conectado y todos estaremos conectados” y eso es una excelente noticia para la publicidad exterior, asegura. “La publicidad exterior siempre ha utilizado la tecnología en provecho propio y lo seguirá haciendo en el futuro”, añade.

Más pronto que tarde dejaremos de ser habitantes en el mundo a ser “habitantes en la nube”, pronostica Morales. “Habrá 4.000 millones de nuevos ciudadanos”, dice. Y lo que hará palpitar el corazón de esos nuevos ciudadanos serás las conexiones. Unas conexiones que la publicidad exterior está obligada a explotar en su propio beneficio.

En el futuro, y espoleada por las nuevas tecnologías, la publicidad exterior será, según Morales, sostenible, contextual y multisensorial. ¿Un ejemplo de campaña multisensorial? Esta fragante campaña para Burger King.

La publicidad exterior que está a la vuelta de la esquina estará conectada al móvil del usuario y será capaz de crear interacciones personalizadas, profetiza Morales. Estimulará varios sentidos del consumidor al mismo tiempo, estará pegada como una lapa al contexto y echará raíces en recursos sostenibles.

El internet de las cosas del que tanto se habla últimamente será, desde el punto de vista de Morales, uno de los principales nutrientes de la publicidad exterior. A la lista de ingredientes de la publicidad exterior del futuro habrá que sumar asimismo la realidad aumentada y la tecnología NFC. En realidad, “estamos muy cerca de la ciencia ficción en el universo de la publicidad exterior”, afirma Morales.

No obstante, y pese a su creciente dependencia de la tecnología, “la publicidad exterior es y seguirá siendo la pureza y la fuerza de una idea al desnudo”. “No hay buena publicidad exterior sin una buena idea que la respalde”, insiste Morales.

Más allá de en las buenas ideas, la publicidad exterior necesita hacer hincapié en el consumidor, que decide en la nueva era digital qué ve y cuándo lo va a ver, subraya Morales. “Hoy en día el consumidor es quien crea los contenidos”, agrega.

Eso sí, “cuando más inteligente es el móvil que consumidor tiene en sus manos, más idiota se vuelve el usuario”, bromea Morales.

Al futuro hay que enfrentarse con espíritu crítico porque “ahora empieza verdaderamente el turno de la publicidad exterior”, concluye Morales.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir