GSMA Mobile World Congress

Las aplicaciones conquistan el trono de la telefonía móvil

Las aplicaciones conquistan el trono de la telefonía móvilResulta sorprendente que dibujos animados de pájaros violentos, juegos para “matar el tiempo” y programas que imitan el sonido de ventosidades estén haciendo tanta “pupa” a la antaño todopoderosa Nokia.

Y es que la compañía finlandesa sigue fabricando móviles de primera categoría, pero su software no logra ni mucho menos “encandilar” a los desarrolladores de aplicaciones. Y sin apps populares, los usuarios no dudan en largarse en estampida. Para curar sus “males”, Nokia selló la semana pasada una alianza con Microsoft, hasta ahora uno de los grandes perdedores en el sector de la telefonía móvil.

En Barcelona, donde se celebra actualmente el GSMA Mobile World Congress, se está hablando mucho estos días sobre la nueva estrategia de Nokia. Sobre todo, hay una pregunta en el aire: ¿conseguirán Nokia y Microsoft ganarse el favor de suficientes desarrolladores para el sistema operativo Windows Phone 7?

Las aplicaciones móviles son para muchos una auténtica mina de oro. Hoy en día, si alguien tiene alguna experiencia en la programación de apps, tiene su futuro profesional garantizado. El suelo de los desarrolladores de aplicaciones oscila entre los 600 y los 1.200 al día.

Sorprende, sin embargo, que el boom de las aplicaciones móviles siga siendo un fenómeno tan joven. Hace apenas cuatro años, los sistemas operativos Android de Google e iOS de Apple no existían ni siquiera en el mercado. Es más, Apple inauguró su App Store en el verano de 2008 y hace poco superó la barrera de los 10.000 millones de aplicaciones descargadas.

Las cifras en torno al mercado de las apps dejan sin aliento. Sólo en 2011 habrá 17.000 millones de descargas que generarán un volumen de ventas de 15.900 millones de dólares, según la empresa de investigación de mercados Gartner. Y a finales de 2014, se habrán descargado 185.000 millones de apps en todo el mundo. Además, en 2015 se esperan ventas de alrededor de 25.000 millones de dólares.

¿De dónde viene este boom? Y, todavía más importante, ¿hacia dónde va? La primera pregunta es fácil de responder: con la idea de abrir los móviles al campo de la programación informática. A la ahora de responder la segunda cuestión, muchos expertos confiesan sin ningún tipo de pudor su desconocimiento: “No se sabe aún”.

Lo que está claro es que las aplicaciones han cambiado el negocio de la telefonía móvil para siempre. Eso sí, el negocio no es ni mucho menos un paraíso. Actualmente hay el mercado móvil una “competencia brutal”, ha asegurado en el GSMA Mobile World Congress el desarrollador del famoso juego para smartphones “Angry Birds”. La compañía finlandesa Rovio lanzó al mercado 50 “fracasos”, antes que los “Angry Birds” emprendieran el vuelo hacia el éxito. Para el éxito, no hay, sin embargo, ninguna fórmula secreta, explica Mikael Hed, director de Rovio.

E incluso cuando la aplicación ha logrado hacerse un hueco en el smartphone del usuario, no es suficiente. “El precio estándar es 0 euros”, subraya Hed. “El precio premium es 0,79 euros”, añade. Quien pide más dinero por sus aplicaciones, se arriesga a ser “arrollado” por otras apps mucho más baratas o completamente gratuitas. No en vano, cuatro de cada cinco aplicaciones descargadas son de carácter gratuito. Para ganar dinero, los desarrolladores recurren a la publicidad o a las ventas dentro de las apps. Ésta última fórmula es especialmente lucrativa, como lo demuestra Zynga con sus juegos Farmville y Cityville.

Para ver imágenes del evento, pulse aquí.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir