Highway To Sales

Belleza y digitalización se dan la mano

Así se acicala (digitalmente hablando) el sector de la belleza

La digitalización ha alcanzado a todos los sectores. Incluido el de la belleza. Así nos lo ha explicado en "Highway to Sales" el chief marketing officer de L'Oréal Jaime del Valle.

"La innovación en el producto ha sido nuestro ADN", hecho que ha permitido a la compañía ahorra costes en puntos como el desarrollo de nuevos productos con los que construir nuevas marcas.

"Las reglas del juego han cambiado y nuestros competidores ya no son los tradicionales", como demuestra el hecho de la aparición de pequeñas marcas que canibalizan su sector.

Aquí la tecnología y la digitalización permiten un rápido acceso al conocimiento de los clientes. "No hay ninguna empresa que esté exenta de sufrir una transformación disruptiva".

"Por muy grande que sea una marca no está a salvo de desaparecer si no entiende el nuevo mundo digital". Sobre estos planteamientos se asienta el modelo de negocio de la empresa en el sector de la belleza.

Hecho que ha cambiado el concepto de belleza puesto que este se ha democratizado y que ha modificado la forma en la que se concibe la venta de los productos en pos de nuevos modelos como el comercio electrónico que han redefinido el papel pasivo que antes tenían los consumidores.

Y es que se trata de ofrecer las mejores experiencias en todos los canales y plataformas en los que está presente el consumidor. En un sector como el de la belleza la prueba del producto es vital pero hasta ahora ha sido ineficiente. Ahora se puede solucionar con la tecnología. Ejemplos de esto son los espejos conectados o la app "Makeup Genius":

Está claro que los productos de belleza siempre van a ser algo muy físico. Es por esto que el futuro pasa por combinarlos con la tecnología para ofrecer experiencias más completas y que aporten nuevos valores a los consumidores. Este parche es un ejemplo perfecto:

"Tenemos que desarrollar nuevas formas de trabajar con los consumidores para co-crear contenidos relevantes", a la hora de desarrollar nuevos productos. Un ejemplo de cómo la compañía practica esta escucha lo vemos en NYX.

Una marca que no invierte nada en medios pagados y que se basa únicamente en su comunidad reduciendo el tiempo de llegada al mercado a entre seis y nueve meses (el tiempo medio en el sector es de 18 meses). "Desde el desarrollo del producto a su comunicación todo está hecho por sus consumidores".

La charla también está disponible en podcast.

GuardarGuardar

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir