Highway To Sales

La revolución tecnológica de salud llega de la mano de Sanitas

Datos y tecnología, la mejor medicina para la salud de las personas

Tania Menéndez, experta en salud digital, experiencia de usuario y comunicación en Sanitas, expone en Highway2Sales cómo la tecnología ayuda a aumentar la calidad de vida de las personas.

La digitalización y la tecnología han marcado un antes y un después en muchos sectores. Sin embargo, hay uno que se ha quedado tradicionalmente relegado: la salud.

Por su naturaleza sensible, los pacientes, hospitales y médicos han ido manteniendo sus roles y abordando el proceso de manera reactiva.

Sanitas busca cambiar esta realidad haciendo de la prevención de la enfermedad el objetivo principal. Para lograrlo se vale de la tecnología.

“Este modelo debe ir cada vez más hacia la predicción. La tecnología nos permite recoger datos para conocer el historial de la persona y poder realizar predicciones de manera personalizada”, cuenta Tania Menéndez, experta en salud digital, experiencia de usuario y comunicación en Sanitas, en la cuarta edición de Highway2Sales.

"Vamos a poder llegar a predecir cómo serás en 3 años y lo que te va a ocurrir la semana que viene"

“El paciente lo es siempre, ya sea en el centro médico como en casa. Tenemos que llevar la asistencia hacia el día a día del usuario. El doctor ya no es ese dios todopoderoso, muchas veces acudimos a conocidos o a Google”, añade.

Esto lleva a replantear las líneas en las que se debe trabajar para aspirar a un nuevo modelo. Lo que hace Sanitas es entender el “virtual you” del paciente a través del internet de las cosas, big data, blockchain, inteligencia artificial y, por supuesto, la ciencia médica.

“Vamos a poder llegar a predecir cómo serás en 3 años y lo que te va a ocurrir la semana que viene”, explica Menéndez.

A través de 7 dispositivos conectados se monitoriza la salud de las personas reduciendo, por ejemplo, los periodos de hospitalización innecesarios pero manteniendo la atención constante.

A través de 9 casos de uso, se trata de entender las necesidades de cada paciente en función de sus dolencias o tratamientos. El objetivo es ir ampliando esos dispositivos.

Pero la tecnología puede ser también una herramienta para aquellas personas reacias a acudir al médico. Ejemplo de ello es el chatbot psicológico que Sanitas ha puesto en marcha. Desde noviembre se han realizado más de 2.000 test y solo 800 en el último mes con una amplia mayoría ha derivado en una consulta.

“El potencial que tiene la tecnología es brutal pero hay que saber usarla atendiendo a las necesidades de cada usuario”, explica Menéndez.

La gestión de citas es otra de las áreas en las que trabaja la compañía ofreciendo información a los usuarios sobre los huecos libres o el retraso que lleva la consulta aumentando la eficiencia del servicio.

“Hay que tener visión a largo plazo para trabajar en proyectos que mejoren la calidad de vida de las personas”, concluye.

Te recomendamos

CONECTADOS

atres

Outbrain

SomosQuiero

Atres

Compartir