líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

EspecialesMobile World Congress 2012

¡Adiós SMS, hola RCS-e!

La historia del SMS es, sin lugar a dudas, una historia de éxito. Desde el año 1992, los SMS forman, o formaban parte, de la vida de cotidiana de las personas. Y es que la época de vacas gordas de los SMS parece haber pasado definitivamente a la historia. Desde el año 2006, la facturación generada por los mensajes cortos de texto ha sufrido una caída de 1.000 millones de euros hasta los 2.800 millones de euros. ¿Los culpables de la debacle del SMS? Los smartphones y los servicios gratuitos de mensajería como el omnipresente WhatsApp.

Además de ser gratuita, WhatsApp, la aplicación de moda, tiene también otras ventajas sobre los tradicionales SMS. Permite el envío de imágenes, vídeos y archivos de audio y la creación de grupos de chats.

Es evidente que el SMS no está hoy por hoy en condiciones de competir con WhatsApp y compañía. Por eso, las operadoras de telefonía móvil han decidido jubilarlo y sustituirlo por otro servicio: el RCS-e (Rich Communication Suite).

Actualmente trabajan en esta nueva tecnología cinco de las operadoras de telefonía móvil líderes en el viejo continente, Telefónica, Vodafone y Deutsche Telekom, entre ellas.

La principal novedad del RCS-e será la integración de varios servicios multimedia en única plataforma. De esta forma, cuando el usuarios quiere ponerse en contacto con alguno de sus contactos, el dispositivo le informará del canal más adecuado para contactar con él. Si el contacto se halla, por ejemplo, en una zona sin conexión de banda ancha, el sistema le informará de que la opción de videotelefonía no está disponible.

Otra de las grandes ventajas del RCS-e es que el usuario podrá obtener actualizaciones en tiempo real de sus diferentes contactos sin necesidad de acceder a dichas actualizaciones desde distintas plataformas, informa Die Welt.

Para disfrutar del RCS-e, la tecnología tiene que estar instalada previamente en el sistema operativo del teléfono. De todos modos, sólo Nokia ha mostrado hasta el momento verdadero interés en este nuevo servicio. Samsung y Nokia dan por ahora la callada por respuesta.

El éxito o fracaso del RCS-e dependerá, no obstante, del precio que fijen para este servicio las operadoras de telefonía móvil. ¿Quién estará dispuesto a rascarse el bolsillo si tiene todo un abanico gratuito de alternativas en internet?

Avi Savar explica el Branded Content & Entertainment para Cannes Lions 2012AnteriorSigueinteEl iPad se comerá "sólo" el 62% del pastel del mercado de las tabletas en 2012

Noticias recomendadas