Mobile World Congress 2014

Las marcas deben comprender el potencial de las aplicaciones para atraer nuevos consumidores

Aplicaciones-para-movilesLos datos hablan por sí solos: en EEUU hay más de 327 millones de dispositivos móviles que se utilizan a diario lo que significa que el 91% de los estadounidenses poseen en la actualidad un teléfono móvil. Además casi dos tercios de los consumidores emplean sus dispositivos móviles para acceder a internet.

Es una evidencia que nuestro mundo y actividades diarias giran en torno a la pequeña pantalla: el consumidor promedio gasta 127 minutos diarios delante de su dispositivo móvil (respondiendo correos, en las redes sociales o navegando en internet). Debido a todos estos datos, las marcas necesitan comprender el potencial de esta tendencia ya que muchas marcas aún no lo han comprendido.

Aunque las empresas de industrias como el sector financiero, los viajes o el retail son realmente sofisticados a la hora de aprovechar sus canales de comunicación corporativa como la web, blogs o redes sociales, la gran mayoría de estos continúan ignorando el gran vehículo para llegar a los clientes que les ofrecen las aplicaciones móviles.

Esta desconexión entre las marcas y aplicaciones móviles corporativas puede deberse a que estas son aplicaciones de utilidad que requieren de una planificación previa, coordinación entre varios equipos y un esfuerzo adicional de actualización continúa.

En realidad estas aplicaciones corporativas tienen una utilidad para los usuarios ya que están diseñadas para dar respuesta a tareas como consultar el saldo de nuestra cuenta bancaria o reservar un billete de avión. El problema reside en que dejan mucho que desear en lo que se refiere a la comunicación entre la marca y el cliente.

Sin embargo, cuando estas apps se gestionan adecuadamente, el contenido y los mensajes pueden proporcionar excelentes resultados de branding y, sobretodo, una excelente oportunidad para comunicarse de forma convincente y directa con los usuarios.

Hoy en día para ser eficiente en el mundo digital las empresas necesitan fomentar conversaciones significativas con sus clientes. En los últimos años el enfoque más común ha sido utilizar campañas vía correo electrónico, blogs, redes sociales o webs con el objetivo no sólo de captar la atención del consumidor. sino tomar medidas adicionales para aumentar los beneficios y el valor de la marca.

Este premisa es básica y muchas marcas la han olvidado a la hora de desarrollar sus aplicaciones móviles ya que dan por hecho que, al descargar el usuario su app. No hay que hacer nada más para mantenerle.

Muchos expertos aseguran que el éxito de estas apps reside en la colocación de las mismas para que se conviertan en una conexión directa con el consumidor. Este nuevo canal se puede utilizar para que la marca proporcione al usuario una experiencia más significativa a través de contenidos interactivos, promociones especiales y mensajes relevantes de la marca.

Echando la vista atrás, cuando las aplicaciones móviles llegaron al mercado por primera vez, la mayoría de las grandes empresas sólo querían llegar rápidamente y ofrecer tan sólo aplicaciones con una alcance y una funcionalidad limitadas.

Hoy en día el enfoque es mucho más profundo en el desarrollo de estas apps que intentan ofrecer cada vez más puntos permanentes de contacto e interacción para que los consumidores consideren estas aplicaciones la fuente principal de contacto e interacción con las marcas.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir