El Mundial de fútbol también se reinventa a ritmo millennial

La revolución de las redes sociales llega al Mundial: cómo el fútbol abandona la televisión

El Mundial de fútbol, como la mayoría de eventos de entretenimiento, se está mudando de la televisión hasta las redes y plataformas sociales, obligando a las cadenas a reinventarse.

MundialEn los últimos años, se ha producido una revolución en el mundo del entretenimiento similar a la que se vivió con la aparición de la televisión. Igual que en aquella época la llegada de la “caja tonta” acabó con el imperante reinado de la radio, las nuevas formas de disfrutar de contenidos, de la mano de las nuevas generaciones, están haciendo temblar a algunas empresas. El Mundial de fútbol de Rusia es un buen ejemplo de ello.

Según Kevin Alavy, director general mundial de la consultora Futures Sport, la audiencia televisiva global acumulada de esta importante cita futbolística será de 10.800 millones de espectadores. Es decir, un 14% más que en Brasil 2014. El problema no es el número de espectadores. El problema es cómo se ve y se verá.

Tom Thirlwall, consejero delegado de Copa90, afirma que los millennials no verán partidos completos, sino que simultanearán su contenido con la utilización de sus smartphones, pues rara vez ven algo que dure más de unos pocos minutos.

Las redes sociales se verán recompensadas por esta nueva cultura del entretenimiento, al igual que las casas de apuestas o las plataformas como YouTube. Según la empresa de análisis de vídeos Tabular Labs, los vídeos de fútbol en Instagram tuvieron 2.900 millones de visitas durante el tercer trimestre de 2017: un 917% más en tan solo dos años.

Ante este nuevo panorama, toca renovarse o morir y las cadenas de televisión lo saben perfectamente. Algunas ya se han asociado con medios nuevos, como Telemundo con Copa90 en Norteamérica, según Expansión. Los vídeos del Mundial se podrán ver en Snapchat y Twitter, además de retransmitirlos en straming.

Pero las cadenas no son las únicas que deben dar un paso hacia delante al vaivén de la nueva situación. La propia FIFA debería hacerlo. Un capitalista de riesgo especializado en televisión aconseja vender derechos de retransmisión de sesiones de entrenamiento o de lugares en Rusia donde los aficionados sin entradas verán los partidos en pantallas gigantes.

La FIFA también se ha sumado al carro de la realidad virtual y algunas cadenas utilizan esta tecnología para retransmitir los momentos más importantes del partido. Jon Reay, de la agencia especializada en tecnologías Great State, considera que probablemente hasta el próximo Mundial no se comience a ganar dinero con esta tecnología.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir