Neuromarketing World Forum: ¿Cosméticos para las orejas y la nariz? Si no existen, es porque nuestro cerebro no los pide

esteelauder3¿Cómo influye en el neuromarketing en la industria de la cosmética? ¿Se guía nuestro cerebro por algún tipo de parámetro para comprar uno u producto de belleza? Parece que sí. Así se encargó ayer de dejarlo claro Daniel B. Yarosh, vicepresidente senior de Ciencia Básica de Estée Lauder, durante su intervención en el Neuromarketing World Forum que MarketingDirecto.com está cubriendo en exclusiva para ustedes desde Nueva York.

Más de allá de la calidad de sus productos, en el éxito de las marcas cosméticas influye de manera determinante los rostros humanos tras los que éstas se parapetan, recalca Yarosh.

Detrás de toda marca, existe lo que Yarosh denomina “marca humana”, una “marca humana” que debe tener potencial desde el punto de vista reproductivo y debe tener además atractivo físico. “El potencial reproductivo y el atractivo físico de las ‘marcas humanas’ se dejan notar después en las preferencias cerebrales del consumidor”, explica el ejecutivo de Estée Lauder.

esteelauder

Enfrentado a un rostro femenino atractivo, “nuestro cerebro no se cansa nunca de los estrógenos”, dice Yarosh. Lo cierto es que lo queremos o no, “la belleza es el principal marcador de las ‘marcas humanas’”, señala.

Por eso, el tamaño de los ojos, la juventud y el atractivo en general de las mujeres que protagonizan las campañas publicitarias de las marcas cosméticas tienen muchísimo peso en sus preferencias cerebrales y en último término también en sus decisiones de compra, apunta.

estelauder2

“Realmente si no hay productos cosméticos para las orejas y la nariz es porque el cerebro de las mujeres pasa por alto estos dos rasgos. Si su cerebro insistiera en acentuarlos, el universo de la cosmética estaría lleno de productos para embellecer las orejas y la nariz”, afirma Yarosh.

Yarosh se muestra convencido de que en el futuro “las neurociencias revolucionarán por completo el marketing de las marcas cosméticas”, indica. Y es que, bien utilizado, “el neuromarketing puede crear nuevas categorías de productos y servicios”, añade.

En la industria de la cosmética influyen las modas, pero éstas pierden siempre por goleada frente a la biología humana. “Hay determinados estándares de belleza que son los mismos en todas las culturas”, destaca. Y lo son porque la biología de las mujeres no cambia de una cultura a otra. En todas las culturas, “las mujeres utilizan los cosméticos y la ropa para competir a nivel social entre ellas”, concluye.

Para ver el vídeo de la ponencia, haga clic aquí.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir