La geolocalización pasará de ser un juego a una herramienta de ventas en 2012

La adopción y el interés de los consumidores por los smartphones y las tabletas están haciendo que el marketing móvil se centre en hacer de estos dispositivos una herramienta que influya sobre las transacciones. Esto representa una evolución: ya no se trata de llevar al consumidor a la puerta, sino cambiar los check-ins por los check-outs.

Muchos usuarios de smartphones ya empiezan a conectar su localización con información útil, como mapas, direcciones o recomendaciones; mientras que son una minoría muy pequeña los que hacen check-in al entrar a algún lugar. Un 58% de los usuarios de smartphones utiliza algún servicio de geolocalización, pero sólo un 12% ha hecho check-in alguna vez en algún lugar, según los datos de Pew Internet & American Life Project.

Hayan tenido éxito o no, los usuarios están cada vez más interesados en otro tipo de servicios basados en la localización, como los que ofrecen ofertas y descuentos, y esta tendencia será mayor de cara al año que viene. Según Hipcricket, el interés por las ofertas basadas en el tiempo y la localización móvil pasó de un 40% en 2008 a un 54% en 2011.

Anunciantes y consumidores todavía siguen utilizando la geolocalización por su propio beneficio, pero también son conscientes en mayor medida de la importancia que podrían tener los datos geográficos a la hora de cerrar una venta. Ya no llama la atención ser “Mayor” de una tienda o cualquier otro establecimiento, sino que se busca la utilidad a través de sus móviles para conseguir ofertas o simplificar las compras.

Te recomendamos

Living Marketing

Mousee

Outbrain

Adecco

Podcast

Compartir