5 cosas que las agencias han aprendido este 2014

estudiarEl 2014 llega a su fin y es el momento de hacer balance de lo que hemos aprendido durante estos 12 meses y poner en una balanza el trabajo realizado durante el último año. Para muchos el año que estamos a punto de despedir no ha sido bueno en términos de talento e igualdad pero sí ha valido para la consolidación.

A lo largo de estos 12 meses las agencias han aprendido numerosas cosas que van desde repensar su papel dentro de la industria hasta comprar empresas que han cambiado sus ofertas. Lo cierto es que las agencias han encontrado numerosas formas para mitigar los efectos del aumento de las presiones ejercidas por los clientes y a reducir los márgenes. Pero dentro de todo este aprendizaje a continuación se muestran cinco cosas curiosas que las agencias han aprendido a lo largo de este 2014:

1. El talento es el mayor dolor de cabeza para las agencias

Para aquellos que deseen entrar en el mundo de las agencias los salarios son el escollo más grande y esto deriva de la actitud de recesión relacionada con el recorte de costes así como con la reducción de las funciones esenciales de gestión del talento lo que ha dado lugar a los que se han calificado como unos salarios “ridículamente bajos”. El problema es que cuando ese talento consigue finalmente abrirse camino no consigue encontrar la felicidad.

Los bajos salarios reflejan cómo funciona el mundo de las agencias con plazos muy cortos y una voluntad de reducir los precios a niveles bajísimos lo que ha creado un problema de oferta y demanda. Ahora las agencias pasan mucho más tiempo pensando la manera de promover a su gente.

2. Aún existe desigualdad por sexos

Tan sólo el 11% de los directores creativos son mujeres lo que refleja que las agencias no han creado ambientes progresistas en los que por ejemplo ofrezcan horarios flexibles para que los padres puedan conciliar su vida laboral con su vida familiar. Esto hace que en muchas ocasiones las mujeres se encuentren con dificultades para acceder al mercado laboral. Un gran error sí tenemos en cuenta que las mujeres controlan hasta dos tercios del poder adquisitivo de los consumidores estadounidenses.

3. El papel de las agencias es poco claro

A lo largo de este año son muchas las agencias que han apostado por las startups continuando así con la tendencia iniciada en 2013. Un claro ejemplo de que el trabajo de las agencias comienza a ser un poco difuso es la compra de la compañía de marketing digital Sapient por parte de Publicis Groupe. Las startups son una nueva fuente de ideas que permite no sólo invertir en nuevos productos sino que además nos permite ir más allá en lo que a servicios al cliente se refiere.

4. Los clientes confían poco en las agencias

El aumento de la publicidad programática ha significado el surgimiento de nuevas formas para que las agencias encuentren márgenes en lo que a beneficios se refiere lo que significa que las agencias son cada vez más los vendedores y compradores de medios de comunicación lo que ha generado cierta desconfianza entre los consumidores. Lo cierto es que las preocupaciones van desde el papel de árbitro de las agencias a los fraudes en la publicidad online ya que existe la amenaza de que ellos empiecen a tener un mayor control sobre sus propios anuncios.

5. La industria de la publicidad aún se está consolidando

El 2014 ha sido el año de la fallida fusión entre Publicis y Omnicom. A pesar de esto ha sido un buen año en lo que a fusiones y adquisiciones se refiere. Publicis compró Sapient y Cheil invirtiendo en Iris. La empresa de consultoría ICF compró Olson mientras que Lake Capital adquirió Engine Group y Deloitte se ha hecho con Banyan Branch.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir