5 batallas a las que tendrán que hacer frente los "marketeros" en 2016

batalla 300Nos encontramos a pocos días de que el 2015 se despida dejando paso a un nuevo año. Como ya es habitual en estas fechas las predicciones y pronósticos sobre lo que nos deparará el 2016 comienzan a inundarlo todo pero ¿realmente llegan a cumplirse?

Aunque el número de previsiones y tendencias de las que va a oír hablar durante las próximas semanas van a ser tan variadas como dispares, la gran mayoría de ellas tendrán un denominador común: el avance de la tecnología que se ha convertido en motor del cambio y la transformación de la gran mayoría de los sectores.

Pero hoy no queremos quedarnos en los planos y en ocasiones vagos pronósticos con los que seguro se encuentra en los próximos días. Hoy queremos ofrecerle cinco dicotomías a las que todo “marketero” deberá hacer frente durante el 2016, recogidas por Digiday, que le ayudarán a no entrar totalmente desprevenido en el nuevo año sabiendo a qué decisiones tendrá que enfrentarse:

1. Automatización vs Personas

Uno de los mayores temores que siempre acompaña al avance tecnológico y que ha quedado reflejado en el mundo del cine y la literatura (con más o menos acierto) es la automatización de los procesos. Es decir, que nuestros puestos de trabajo sean reemplazados por robots.

Y precisamente este será uno de los temas que seguirán presentes en el 2016. Cada vez son más las empresas que recurren a la automatización para mejorar la productividad. Un ejemplo lo encontramos en The Associated Press que ya utiliza un software para generar artículos como los informes financieros.

Cada vez son más las compañías que están siguiendo estos pasos y en algunos casos son industrias enteras las que están cayendo rendidas a los pies del software.

2. Habilidades vs Credenciales

La forma tradicional de contratación utilizada por las empresas estaba basada en los credenciales. La experiencia y nivel de estudios de los aspirantes a un puesto son determinantes para poder conseguir el mismo pero desde hace algún tiempo cada vez cobran mayor relevancia otros factores.

Hablamos de las habilidades. La multiplicación de canales y plataformas hace que cada vez sea más complicado encontrar perfiles completos en las escuelas de negocio o universidades. Por esta razón no es de extrañar que las empresas cada vez recurran más a gente que, en muchas ocasiones de forma autodidacta, desarrolla capacidades específicas en determinadas áreas.

Esto, sumado al talento, va a ser el nuevo camino a seguir por las empresas a la hora de contratar a sus empleados por lo que el reto se sitúa ahora en la búsqueda del equilibrio entre la formación/experiencia y el desarrollo de habilidades y capacidades.

3. Conveniencia vs Confianza

Hace 10 años parecía impensable que la gente diese sus números de tarjeta de crédito para comprar a través de internet pero, a día de hoy, cada vez son más los usuarios que priman la comodidad sobre sus dudas en materia de privacidad.

Ahora las empresas y los gobiernos se dirigen a los usuarios de una forma cada vez más personalizada y esto está generando una tensión entre los conceptos de confianza y comodidad. Esto nos sitúa ante un escenario en el que las marcas deberán andarse con cuidado a la hora de construir y mantener las relaciones de confianza con sus clientes pero sin dejar de obtener datos de los mismos para poder mejorar su experiencia y seguir ofreciendo esa comodidad.

4. Digital vs conexiones reales

Los dispositivos móviles y las redes sociales ocupan cada vez una mayor parte de nuestro tiempo afectando a las relaciones humanas. Esto plantea la necesidad de la búsqueda de soluciones de cara al futuro ante la creciente tensión entre las posibilidades de entretenimiento que ofrece el entorno digital y las relaciones humanas cara a cara.

5. Coste + experiencia de usuario vs utilidad

Hace dos años los pronósticos hablaban de que, a día de hoy, nuestros hogares estarían prácticamente conectados en su totalidad. La adopción de estas tecnologías se ha producido de forma lenta ya que muchos usuarios no encuentran la utilidad en muchas de las soluciones ofrecidas por el internet de las cosas además de los altos precios que representa. Las marcas deberán esforzarse para convencer a los consumidores de que sus propuestas realmente son necesarias.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir