5 tendencias de diseño que marcaron el 2015 y dominarán el 2016

consejos-diseñoEl 2015 se ha despedido dejando tras de sí una ola de nuevas técnicas, estilos y tendencias en lo referente al universo del diseño interactivo, con la vista puesta en satisfacer las necesidades crecientes en el mercado móvil. Nadie duda ya de que los avances tecnológicos han cambiado las expectativas del usuario así como la estética y la funcionalidad de los sites y aplicaciones.

Pero ¿cuáles han sido los avances más significativos? The Next Web recoge un total de cinco avances que se han producido a lo largo del año pasado en el ámbito del diseño interactivo y que probablemente se posicionen como tendencias a lo largo del recién estrenado 2016.

1. Diseño persuasivo

El corazón de este tipo de diseño siempre ha sido el intercambio entre el ser humano y la máquina, que se produzca una conversación entre el usuario y el site. Como es de esperar, cada web tiene sus propios objetivos de negocio por lo que utilizan la interfaz de su site como reclamos para conseguirlos.

En 2015 fuimos testigos del resurgir de algunas técnicas de venta clásicas pero también de otras más persuasivas que quedan arraigadas en el diseño de una forma sutil sin llegar a ser agresivas con los usuarios.

Algunas de estas son por ejemplo el framing, anchoring (presentar un elemento de mayor precio primero antes que el precio estándar), “loss aversion” (utilizar fórmulas como “si se inscribe puede ganar” o “si no se inscribe puede perder”) y la escasez.

2. Interfaz “invisible”

Los buenos diseños son aquellos que no llaman la atención sobre sí mismos. Trabajan en un segundo plano para que los usuarios sientan que el éxito procede únicamente de sus capacidades y decisiones.

Algunos de los consejos que podemos ofrecerle para lograrlo son la reducción del número de pasos que los usuarios tienen que dar en sus procesos, recurrir a una clara comunicación visual, anticiparnos a los errores comunes que se puedan encontrar o representar cada uno de los pasos que tiene que dar el usuario de forma visual.

3. Pierda el miedo al vacío

Muchos diseñadores tiene un especial temor a los espacios vacíos en sus diseños al considerarlos como aburridos o relacionados con la falta de creatividad. Nada más lejos de la realidad. Grandes espacios en negro dan sensación de jerarquía siempre que lo rodeemos con elementos en blanco.

A esto debe sumar que el minimalismo es sinónimo de sofisticación y contribuye a al legibilidad y comprensión del mensaje.

4. El texto también es interfaz

No olvide que cuando hablamos de diseños interactivos con el usuario todos los elementos que forman el mismo entran en juego. Incluido el texto. El diseñador debe escoger cuidadosamente las palabras que utiliza ya que si el significado o tono de las mismas no coincide con la línea de su site o aplicación, no le salvará ni la mejor de las tipografías.

5. Un buen diseño siempre tiene que ser agradable

La formación de una conexión emocional con el usuario es el camino más recto y seguro para conseguir su lealtad. Cuando hablamos de diseño, el corazón juega un papel tan importante como la mente.

Por ello debe hacer de sus diseños algo agradable pensando en el usuario sin sacrificar la facilidad de uso y profundizando más allá de la estética ya que estamos creando una experiencia.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir