La "dieta digital", tendencia impuesta por el desconfiado consumidor para el 2017

homer-simpsonLa Navidad no solo es una época de buenas intenciones y regalos. Nos encontramos en la recta final del año y los marketeros han comenzado a poner el foco en lo que nos espera en el nuevo año.

Durante estos días las tendencias lo inundan todo con el objetivo de poder contar con la mayor información posible sobre lo que podría suceder a lo largo de los próximos 12 meses. Por este motivo hoy ponemos el foco en los pronósticos ofrecidos por Mindshare.

Unas conclusiones extraídas en base a una encuesta realizada a más de 3.000 consumidores. El 49% de estos considera que es necesario que establezca una regulación en el uso que hacemos de la tecnología.

Tres de cada cuatro participantes opinan que la tecnología tiene un impacto positivo en sus vidas. Eso sí, prácticamente todos los encuestados muestran preocupaciones en materia de privacidad en el entorno online.

Una de las tendencias más llamativas derivadas de este estudio es el hecho de lo que se ha denominado como “visión de túnel”. Un concepto que hace referencia a la preocupación de las personas ante la intensificación de la personalización en la publicidad y los contenidos que reciben.

Un planteamiento que encuentra su origen en el hecho de que el 49% de los encuestados señala que un mayor grado de personalización no contribuye a fomentar el pensamiento individual. Incluso un 37% cree que cuanto más se personalizan los contenidos, mayor división se genera en las sociedades.

Hay que destacar que casi cuatro de cada 10 personas han expresado que no ven un uso real y beneficioso de la realidad virtual y aumentada más allá del entretenimiento. Pero ahí no acaba la cosa.

El 50% de los participantes se muestra escéptico acerca de servicios de voz como Alexa de Amazon y no creen que se trate de una tendencia clave durante el próximo año.

Resulta curioso ver cómo todos muchos de los caminos que están tomando las marcas para alcanzar a los consumidores, puede que no terminen de convencerles (ni a sus bolsillos). Otro ejemplo lo encontramos en el hecho de que, aunque casi el 50% se muestra partidario de las tecnologías que faciliten sus vidas, el 55% no confía en las empresas tecnológicas que las desarrollan. Contradictorio y en cierto modo demoledor.

“El 2017 marcará un punto de inflexión en la forma en la que nos relacionamos con la tecnología”, ha explicado Helen McRae, chief executive de Mindshare Reino Unido.

“A medida que nuestra relación con la tecnología se vuelve más profunda, un mayor número de personas se cuestionará a lo largo del 2017 el papel que juega en nuestras vidas”, añade utilizando para ello lo que han denominado como la necesaria “dieta digital”.

“Vamos a ver un uso más intuitivo de la tecnología mediante interacciones con voz, así como cada vez más personas están dispuestas a utilizar la automatización”, concluye.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir