Las marcas positivas que nos hagan sentir felices serán las que triunfen en el 2017

positivoLa Navidad lo ha inundado todo y, como no podía ser de otra forma, también la publicidad. Desde hace ya algunas semanas las marcas están presentando las ya típicas campañas en las que se apelan a sentimientos tan característicos de estas fechas como la bondad, la alegría o compartir con todo aquel que tengamos cerca.

El 2016 ha sido un año ciertamente convulso en cuestiones económicas, políticas y sociales por lo que agradecemos que se haya dejado atrás el espíritu “sadvertising”.

La Navidad es alegría, un tiempo de celebración y parece que muchas marcas únicamente apelaban en los últimos tiempos a emociones como la tristeza y la nostalgia.

Unas acciones cargadas de excesivos sentimentalismos que más que hacernos pensar en las bondades de estos días, sólo nos provocaban un vacío. Una de las primeras marcas que ha dado este giro ha sido uno de los habituales de la Navidad: John Lewis.

Su spot navideño “Buster the Boxer” rompe con esa tendencia “sadvertising” que lo impregnó todo en 2015. Es bastante probable que John Lewis no lo supiese en el momento en el que concibió el anuncio pero es perfecto para los tiempos que corren.

Nos ofrece positivismo y la posibilidad de escapar en cierto modo de la realidad que nos roda. De nuestras propias vidas proporcionando así un respiro a nuestras mentes después de un agitado 2016. En definitiva, nos recuerda todo lo bueno que hay en el mundo.

Y esto es precisamente lo que necesitan los consumidores. De acuerdo a los datos ofrecidos por GfK recogidos por The Drum, la confianza del consumidor experimentó una nueva caída durante el último trimestre del presente año.

Durante los periodos de cambio la consecuencia es el miedo. La incertidumbre se apodera de los consumidores ante acontecimientos como el Brexit por poner alguno de todos los ejemplos de los que hemos sido testigos este 2016.

Ante esta fotografía, las compañías y sus marcas tienen que hacerse una pregunta: ¿deben tratar de conectar con la gente a través de su realidad o estos cambios son una oportunidad para ayudar a evadirse de esta?

Las marcas pueden contribuir a hacernos sentir bien en el mundo en el que vivimos. Según los datos de un reciente informe elaborado por ZenithOptimedia, las marcas pueden ayudar a los millennials a encontrar la felicidad.

Este es uno de los mejores puntos de partida para establecer relaciones a largo plazo y fomentar el sentido de lealtad. Los millennials quieren interactuar con aquellas marcas que les ofrezcan experiencias positivas.

Por lo tanto, las marcas pueden utilizar su privilegiada posición para promover el pensamiento positivo entre los consumidores. La Navidad se presta como una de las mejores épocas del año para convertir la publicidad en una vía de escape.

Tomen nota queridos anunciantes. Las personas quieren pensamientos optimistas para poder pensar de forma positiva en el futuro. Sembrar ahora este tipo de sentimientos es el germen necesario para ver florecer el éxito en materia de engagement y lealtad durante el 2017.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir