No deje para 2018 lo que hacer (en clave laboral) hoy

4 cosas que debería ir haciendo ya para volar alto (laboralmente) en 2018

4 cosas que debería ir haciendo ya para volar alto (laboralmente) en 20182017 se aproxima a su fin y muchos sienten, cuando llegan estas fechas, que es hora (por fin) de dar renovados bríos a su carrera profesional, atrofiada durante años de puro inmovilismo.

No obstante, si su intención es cambiar de trabajo en 2018, debería ir ya tomando medidas para lograr su objetivo. De lo contrario, podría “pillarle el toro” y su propósito podría apolillarse y acumular polvo en el cajón (lleno hasta los topes) de proyectos fracasados de año nuevo.

Si realmente se ha propuesto conseguir el trabajo de sus sueños (o algo parecido) en 2018, debería ir haciendo cuanto antes las cosas que tantísimo tino enumera a continuación Inc.:

1. Recuerde la teoría de los seis grados de separación

Incluso si no conoce a nadie que trabaje que en la empresa que habita (profesionalmente) en sus mejores sueños, no pierda la esperanza. La teoría de los seis grados de separación (según la cual estamos a sólo seis conexiones de distancia de cualquier persona sobre la faz de la Tierra) es más cierta de lo que muchos se atreven a reconocer.

Por este motivo, indague un poco. Haciéndolo podría descubrir que un viejo amigo de la infancia o ese camarero que le atiende todos los días en su cafetería favorita tienen conexiones con alguien vinculado a la compañía en la que tantísimo se muere por trabajar.

2. No tenga miedo de pedir que le presenten a la persona con la que desea hablar

Una vez hemos puesto nombres y apellidos a la persona que ejerce de nexo de unión entre nosotros y la empresa en la que estamos interesados en abrirnos hueco profesional, hay que coger el toro por los cuernos y pedir a esa persona el favor que podría cambiar definitivamente nuestro devenir profesional.

Sea honesto en su proposición (no intente disfrazar sus intenciones de lo que no son en realidad) y comprométase (si realmente está en posición de hacerlo) a devolver el favor a la persona que le ha prestado su tiempo.

3. No desaproveche jamás una oportunidad de hacer contactos

Imagínese la situación. Es jueves por la tarde y está completamente extenuado tras una larguísima jornada laboral. No tiene ganas de nada, excepto de ponerse el pijama y practicar el noble arte del “binge-watching” de la mano Netflix.

Sin embargo, le ha llegado una invitación para asistir a un evento de networking al que se había comprometido previamente a asistir. Su primer instinto es lógicamente cancelar su asistencia al evento de marras.

Aun así, lo mejor que podría hacer (si realmente anda a la búsqueda de nuevas oportunidades profesionales) es darse una ducha, dibujar su mejor sonrisa en el rostro, ponerse un buen “ouftit” y presentarse en el evento que ha estado a punto de rechazar.

Una vez en el evento, intente sacarle todo su jugo. Entregue tarjetas de visitas, involúcrese en conversaciones (quizás insustanciales) y haga contactos (incluso aquellos que no llegan aparentemente a ninguna parte). Nunca se sabe cómo de lejos nos puede llevarnos un contacto.

4. Tenga eternamente el radar (laboral) puesto

No baje jamás la guardia, ni siquiera cuando está compartiendo ascensor con un desconocido o cuando está esperando en la sala de espera del dentista. Recuerde que cada interacción cuenta.

Las personas a las que conocemos no pueden reemplazar aquello que sabemos o la experiencia que tenemos sobre nuestras espaldas, pero son vitales para meter la cabeza en el competitivo mercado laboral.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir