Las tecnologías que más ruido harán en 2018

4 tendencias "techies" que transformarán el mundo tal y como lo conocemos en 2018

4 tendencias "techies" que transformarán el mundo tal y como lo conocemos en 2018Predecir el futuro requiere altas dosis de arrogancia. Razón de más para enfrentarse a las decenas de tendencias (tecnológicas  y no tecnológicas) que salen a nuestro paso durante esta época del año con terabytes y terabytes de escepticismo.

No hay que tomarlas ni mucho menos al pie de la letra, pero estas que disecciona a continuación Fortune son las tendencias “techies” que casi con toda seguridad darán más que hablar en 2018:

1. Del IoT al BIoT

El internet de las cosas (IoT), que tan en boga ha estado en los últimos años (y también estará en el futuro), pasará por el altar para contraer nupcias con otra tecnología de muchísimo relumbrón: el blockchain.

De la mano del blockchain, una de las tecnologías subyacentes a la criptomoneda de moda (el bitcoin), los dispositivos pertrechados de IoT ganarán en utilidad. Fusionando IoT y blockchain se generará un inmenso archivo digital en decenas y miles de ordenadores y eso reducirá ostensiblemente la amenaza del “hacking”.

La tecnología nacida del matrimonio formado por IoT y blockchain (BIoT) inaugurará una amplia pléyade de servicios y de negocios de nueva hornada. La tecnología BIoT podrá utilizarse, por ejemplo, para rastrear los envíos de las empresas farmacéuticas y para crear ciudades inteligentes en las que los sistemas de calefacción estarán conectados y redundarán en un mejor aprovechamiento de la energía y donde los semáforos (también conectados) pondrán coto a los problemas de tráfico durante la hora punta.

En 2018 las empresas comenzarán a utilizar APIs y software para conectar diferentes bases de datos y servicios informáticos. Y todo esto en combinación con la tecnología BIoT, hará mucho más sencillo el acceso a datos almacenados en sensores y en páginas webs desde el teléfono móvil.

Cuando fabricantes, retailers y empresas de transporte dispongan de sensores incrustados en sus productos y medios de locomoción, todos aquellos que forman parte de la cadena de suministro tendrán acceso a información que hasta hace bien poco estaba totalmente fuera de su alcance.

Con la inestimable ayuda de la tecnología BIoT las empresas y los consumidores podrán asegurarse asimismo de que sus valiosos datos (agazapados en la tecnología blockchain) son inmunes a los ataques de los hackers.

2. El renacimiento del sector “fintech”

En 2018 la biometría (reconocimiento facial, huellas dactilares, voice ID, etc.) harán asombrosamente rápidas las sesiones de “shopping” del consumidor. Y quizás, sólo quizás, los retailers (los más atrevidos al menos) se suban al carro de criptomonedas, despojando a las compras de aún más dificultades.

El sector “fintech” echará definitivamente brotes verdes en el transcurso del próximo año y lo hará en gran parte espoleado por las criptomonedas y también por la computación cuántica asociada a este tipo de monedas.

En un futuro no demasiado lejano las entidades financieras comenzarán a dispensar al bitcoin y otras criptomonedas el mismo trato que a otras monedas, lo cual se traducirá en pagos más eficientes.

3. La realidad aumentada se hará “mainstream”

Gracias a la lenta pero imparable introducción de cristales asequibles y compatibles con la realidad aumentada, nos olvidaremos un poco de los omnipresentes smartphones para fijar la mirada en las denominadas Head Up Displays (HUP), que mejorarán de manera notable la manera en que trabajamos, compramos y jugamos.

Las pantallas HUD serán dentro de muy poco un estándar en las lentes dirigidas al gran público. Y gracias a ellas en un futuro no muy distante podremos pasear por una ciudad extranjera conociendo instantáneamente el significado de los carteles instalados en las tiendas gracias a unas discretísimas gafas de sol (que para nada revelan al exterior los “superpoderes” que hay en sus entrañas).

Por otra parte, la realidad aumentada se hará omnipresente también en el retail, donde vídeos emergerán mágicamente de los productos cuando el cliente ose posar sus ojos en ellos.

Combinada con la tecnología Li-Fi, un nuevo tipo de conexión inalámbrica que permite la transmisión de datos a una velocidad 100 veces superior al clásico Wi-Fi y hace posible la irrupción de objetos virtuales de alta definición en las tiendas, la realidad aumentada dará acceso al cliente a un inventario casi infinito de productos virtuales en el punto de venta.

Con la inestimable ayuda de la realidad aumentada el consumidor tendrá acceso a la información que necesita sin ni siquiera tener que pedirla.

4. 2018 será el año de los bots

Los bots con la vista puesta en la atención al cliente serán el pan nuestro de cada día en el transcurso de los próximos doce meses.

Y los “home bots” estarán habilitados para mucho más que responder a preguntas. Podrán, por ejemplo, recordar al usuario que es la hora de tomar un medicamento concreto. Con el tiempo estos dispositivos se convertirán en una suerte de Sancho Panza siempre al servicio de su amo Don Quijote.

Los bots, cuyos “superpoderes” pegarán próximamente el estirón, ayudarán al usuario ocupándose de los niños, ejerciendo de consejeros financieros y otorgando también valor añadido a las marcas de sus amores.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir