Las tendencias que dominarán el diseño de logos en 2019

3 tendencias que harán palpitar (a mil por hora) el diseño de logos en 2019

En 2019 el diseño de logos, del que los marketeros no pierden lógicamente ripio, estará en buena media a expensas de estas tendencias.

logosEn la recta final de 2018, al que le queda ya un suspiro, es inevitable fijar la mirada en las tendencias que presumiblemente llevarán la voz cantante en el transcurso de los próximos doce meses.

Si nos detenemos en las tendencias que marcarán una de las disciplinas que concita más miradas entre quienes se dedican profesionalmente al marketing, el diseño de logos, es difícil aventurar las modas (absolutamente volátiles) que echarán aquí sus zarpas.

Aun así, parece que estas tres tendencias, las que desmenuza a continuación Pamela Webber en un artículo para AdWeek, serán las que llevarán la voz cantante en el diseño de logos en 2019:

1. Diseño variable para conectar con consumidores específicos

En los tiempos que corren la personalización no es en absoluto negociable. El consumidor espera ser interpelado individualmente por parte de las marcas, a las que reclama además un “customer journey” sin fricciones.

Al hilo de la personalización imperante en el marketing los diseñadores de logos (cuyo trabaja entronca, al fin y al cabo, de manera directa con el de los marketeros) experimentarán con logotipos de diseño variable y adaptados a targets muy concretos.

La adaptabilidad en el diseño de logotipos convertirá en sus grandes aliadas a la iconografía especializada, a la tipografía dinámica y a la customización. ¿El objetivo? Generar conexiones verdaderamente genuinas con el consumidor mediante la creación, por ejemplo, de diferentes versiones del logo de una compañía en invitaciones individuales a un evento.

En un entorno en el que el consumidor intercambia ingentes cantidades de datos personales con las más marcas es lógico que éstas comiencen a utilizar tales datos para dotar a sus propios logos de características individualizadas y perfectamente adaptadas al cliente.

2. La nostalgia sigue siendo un arma de atracción masiva

Las referencias nostálgicas seguirán gozando de muchísimo predicamento entre los diseñadores a la hora de crear logos tan auténticos como atemporales.

Diferentes investigaciones apuntan a que la nostalgia se las ingenia para clavar el aguijón de las ventas al consumidor e instarle a gastar más.

Las ráfagas del pasado son como un cálida y confortable manta, capaz de contagiar a las marcas del espíritu de tiempos pretéritos y probablemente mejores que los actuales.

Los guiños a la tradición, la familiaridad y los orígenes históricos en el diseño de logos ya han estado muy presentes en 2018 y lo estarán aún más durante el año que viene.

Teniendo en consideración la inestabilidad económica, política y social que sacude actualmente el mundo, no sorprende en absoluto que las marcas favorezcan la autenticidad y la herencia en detrimento de la novedad y la notoriedad.

La estética vintage aderezada con toques de carácter artesanal ayuda a trasladar al consumidor una buena dosis de confianza y experiencia (las que con tantísimo denuedo busca el consumidor en las marcas).

3. Logos que engañan (al menos a primera vista) al ojo

Los trampantojos cobrarán muchísimo protagonismo en el diseño de logotipos en 2019. Y encaramados a esta tendencia, los logos se pondrán la experimentación por bandera y desafiarán las normas establecidas.

De la mano de la distorsión, los trucos visuales y la perspectiva cambiante los diseñadores de logotipos rebasarán la barrera de lo considerado tradicionalmente aceptable alterando, por ejemplo, el grosor de las líneas y ajustando el “kerning” en la tipografía.

En 2019 el diseño de logotipos enarbolará la bandera de lo inesperado para conectar con un consumidor demasiado habituado a los viejos trucos de siempre.

Te recomendamos

Dmexco 2019

Miami Ad School

Outbrain

T2O

Compartir