Los "palabros" marketeros más espeluznantes de 2019

4 tóxicos "palabros" marketeros que envenenarán sus sueños en 2019

En 2019 los marketeros, a los que les chiflan los "buzzwords" (totalmente absurdos), beberán los vientos por estos terroríficos "palabros".

palabrosQue la industria marketera bebe los vientos por los "palabros" (a menudo completamente abstrusos) es un secreto a voces. Tales "palabros" se pegan como lapas a los labios de los profesionales del marketing, que los repiten una y otra vez cuando se quedan huérfanos de argumentos y necesitan hablar por hablar (que es muy a menudo).

En el año 2019 que acabamos de inaugurar los “palabros” estarán nuevamente hasta en la sopa, pero los más ponzoñosos (y merecedores de morir) son estos que desmenuza a continuación Contently:

1. Transformación digital

El concepto de transformación digital es aborrecido por todo el mundo, pero aun así se invierten ingentes cantidades de dinero en este "palabro".

A las empresas (en particular a aquellas que están aún instaladas en la Edad de Piedra de internet) se les llena la boca hablando de la transformación digital.

Y las consultoras, esas que supuestamente van a robar el pan a las agencias, utilizan la transformación digital como el epicentro en torno a cual pivota su (difuso) negocio.

Todo el mundo habla de la transformación digital, pero nadie, absolutamente nadie, tiene realmente claro qué se oculta tras este “palabro”, portador de múltiples significados y de ninguno al mismo tiempo.

2. Nanoinfluencers

De acuerdo con The Guardian, los nanoinfluencers son “ciudadanos digitales” que tienen entre 1.000 y 5.000 seguidores en las redes sociales (y que como tales podrían ser cualquier persona con acceso a internet).

Se supone que los tan en boga nanoinfluencers comparten con su pequeña comunidad de “followers” aquellos productos a los que tienen a bien entregar su corazón. El punto fuerte de este tipo de influencers es que gozan de la confianza de su pequeño círculo de seguidores y que ponen contenido de enorme valor en manos de las marcas (o eso dicen).

Puede que sea un “palabro” (uno de tantos) totalmente huérfano de sentido, pero el concepto de “nanoinfluencers” se está diseminando como una auténtica plaga en el universo marketero.

3. Zillennials

A medio camino entre los millennials y la Generación Z están los denominados zillennials, jóvenes de aproximadamente 20 años que se niegan a ser asimilados a la masas informe (y “talludita”) que conforman la Generación del Milenio (muchos de los cuales están ya instalados en la treintena) y que tampoco se sienten centennials.

En un puro acto de rebelión los jóvenes adscritos a esta generación (totalmente inventada) se han sacado de la chistera un “palabro” marketero para definirse a sí mismos. Y los marketeros, que sí tienen un pelo de tontos (tienen muchos de hecho), no dudarán en hacer suyo este descabellado concepto para lanzar activaciones con el foco puesto en los “zillennials” (aunque no sepan muy bien el significado real, si es que lo tiene, de este concepto).

4. Customer-centric

El palabro customer-centric es lamentablemente mainstream y tiene además múltiples variaciones (“audience-centric” es una de ellas).

Detrás del concepto de customer-centric hay parapetada una idea que es (o debería ser) una auténtica perogrullada a ojos de los marketeros (que al consumidor hay que agasajarle con contenido relevante).

El “palabro” ha destruido, sin embargo, la valiosa idea que hay escondida entre bambalinas. Y los marketeros se convencen a sí mismos de que sus estrategias son “customer-centric”, pero se olvidan simultáneamente de que los consumidores (esos que están supuestamente en el centro) son personas reales y que a esas personas reales el marketing les interesa muy poco o directamente nada.

Te recomendamos

A3

FOA

Recopilatorio

Mundial

Compartir