La inteligencia artificial y su impacto en el marketing del 2019

5 áreas del marketing en las que la inteligencia artificial hará su magia en 2019

En 2019 a inteligencia artificial continuará su desarrollo y se convertirá en una de las herramientas clave para la mejora del trabajo marketero.

magiaLa inteligencia artificial ha sido una de las tendencias al alza en el marketing del 2018 y las previsiones apuntan a que todavía lo será más en el año que entra. Pero, ¿hasta qué punto transformará el trabajo de la industria esta tecnología?

Ben Plomion, CMO of computer vision and digital innovation de GumGum vaticina en Adweek, los 5 ámbitos en los que la inteligencia artificial hará su magia en los próximos meses.

1. Compra de medios holística

Uno de los mayores retos para los marketeros ha sido obtener una visión holística del recorrido, nada predecible, que realizan los usuarios por los diferentes canales del mundo digital.

El volátil comportamiento del consumidor y la enorme cantidad de datos que deja a lo largo de su camino dificultaban la tarea de los profesionales. Sin embargo, la inteligencia artificial allanará el sendero. El cross cannel real ha llegado.

2. Content marketing

Aunque muchos dudan del potencial creativo de la tecnología y lo consideran terreno exclusivo del ser humano, lo cierto es que la inteligencia artificial tiene mucho que aportar al contenido.

Quizá no llegue a sustituir por completo a las personas a la hora de contar historias pero, sin duda, serán la mano derecha de los profesionales para filtrar, analizar y dar forma a todos esos datos de los usuarios de los que extraer los valiosos insights, claves para conectar y generar engagement.

De hecho, este año ya comenzamos a ver las primeras muestras del potencial creativo de la IA en forma de guiones, anuncios e incluso obras de arte.

3. Aversión al riesgo

La toma de decisiones es una de las tareas más complejas a las que se enfrentan las personas. Y es que, además de los datos objetivos con los que cuentan, en la valoración también pesan otros factores intrínsecamente humanos y quizá menos racionales que frenan el riesgo.

No es así en el caso de la tecnología cuya precisión y capacidad analítica permitirán eliminar todos esos riesgos derivados del componente humano, aumentando así no solo la eficacia de las campañas, sino la eficiencia de las inversiones.

4. El desarrollo de un marketing intelligence propio

En la actualidad, la mayoría de las compañías invierten enormes sumas de dinero para mejorar sus campañas con tecnología de terceros. Una práctica que, aunque pueda suponer un beneficio puntual, a largo plazo lo único que hace es financiar el desarrollo de la tecnología de los demás.

Con la inteligencia artificial casi cualquier compañía podrá crear su propia inteligencia que mejorará los resultados de las acciones al mismo tiempo que reducirá costes. Si Google, Facebook o Amazon son cada vez más inteligentes, las empresas también deben serlo.

5. Menos decisiones técnicas

Quizá sea algo pronto para hablar de una inteligencia artificial que ofrezca datos sobre los tiempos idóneos de las campañas, los tipos de contenidos más adecuados, el tono de los mensajes o incluso las imágenes que se deben utilizar.

Sin embargo, esta será una realidad más pronto que tarde y cuanto menos tiempo inviertan los humanos en decisiones técnicas, más podrán dedicar a lo que realmente importa: la creatividad.

Te recomendamos

CONECTADOS

EVO Banco

Podcast

SomosQuiero

Atres

Compartir