Errores cometidos en nombre del marketing en 2019

8 pifias marketeras que hicieron gritar a las marcas "¡tierra trágame!" en 2019

En 2019 las marcas, pese a que deberían estar ya curadas de espanto, volvieron a cometer errores que las pusieron en el disparadero. Estas son algunas de las pifias marketeras más destacadas de 2019.

burger kingCuando las marcas meten la pata y pronuncian el nombre del marketing en vano, concitan todas las miradas (de manera no intencionada supuestamente).

Algunos errores marketeros son tan clamorosos que resulta casi impensable que alguien no reparara en ellos antes de tirarse a la piscina (para "ahogarse" en un mar de críticas).

En 2019 hubo como todos los años un buen puñado de pifias marketeras (unas más graves que otras). Y estas que recopilamos a continuación son algunas de las más destacadas:

1. Peloton

La startup especializada en aparatos de ejercicio para el hogar decidía celebrar este año la Navidad con "The Gift That Gives Back", un anuncio tildado de sexista, distópico y ridículo entre otras muchas lindezas.

En el spot un hombre regala a su esposa un "hometrainer". Y tras ser agasajada por su marido con tan fabuloso regalo, la mujer lo utiliza con desbordante entusiasmo y filma sus entrenamientos para ofrecérselos a continuación a su esposo a modo de vlog (y agradecerle de paso su estupendo obsequio navideño).

Más allá de resultar cuestionable por qué alguien regala un "hometrainer" a su esposa cuando ésta no tiene un gramo de grasa, lo cierto es que el servilismo de la mujer hacia su marido resulta irritante a todas luces a ojos del espectador (que volcó su indignación en las redes sociales).

Por culpa del controvertido spot los títulos de Peloton se desplomaron en los mercados bursátiles.

Además, Aviation Gin, la marca de ginebra del actor canadiense Ryan Reynolds, hizo sangre del anuncio lanzando un vídeo en las redes sociales en el que aparecía la misma actriz protagonista del controvertido spot de Peloton ahogando sus penas en alcohol.

2. Tesla

Hace unas semanas la ciudad de Los Ángeles desplegaba la alfombra roja para acoger el esperadísimo lanzamiento de Cybertruck, la nueva camioneta eléctrica de Tesla (la misma que Elon Musk había definido previamente como indestructible).

Por culpa de tan jactanciosas palabras el escándalo que tuvo lugar en tan cacareada presentación fue particularmente truculento y jocoso. Y es que cuando Franz von Holzhausen, diseñador jefe de Tesla, arrojó una bola de metal a las ventanas de Cybertuck, las ventanas del vehículo se resquebrajaron (para colmo de males hasta dos veces).

Musk encaró tan fenomenal pifia con sentido del humor. "Lanzamos llaves, tiramos todo, incluso el fregadero de la cocina al cristal y no se rompió. Por alguna extraña razón se rompió ahora", aseguró Musk entre risas. Puede que más tarde, cuando ya no estuviera de cara al público, al bueno de Musk se le torciera la sonrisa después de todo.

3. McDonald's

El pasado mes de octubre, coincidiendo con Halloween, McDonald¡s se descolgó con el eslogan "Sundae Bloody Sundae" para vender las bondades de sus helados.

Los consumidores no tardaron en advertir la similitud del "claim" con la famosa canción de U2 "Sunday Bloody Sunday", inspirada en el tristemente célebre Domingo Sangriento de 1972 en Derry (Irlanda del Norte). Durante esa fatídica jornada soldados del ejército británico dispararon indiscriminadamente contra manifestantes totalmente inermes en defensa de los derechos civiles. La masacre se saldó con 14 personas fallecidas.

Consciente de que había metido efectivamente la pata, McDonald's terminó retirando la publicidad y emitiendo una disculpa pública.

4. Destinia

El pasado mes de septiembre Destinia lanzaba una campaña que no dejaba indiferente a nadie (y no por su refulgente creatividad precisamente).

La campaña de la célebre web para viajes pivotaba en torno a carteles muy similares a los que se utilizan para buscar personas desaparecidas.

"Cristina Fernández Toledo, socorrista de piscina de 30 años que en verano no tuvo un solo día para disfrutar", podía leerse, por ejemplo, en uno de los anuncios de Destinia.

Como era de esperar, las reacciones a la campaña (de dudoso gusto) no se hicieron esperar. Especialmente vitriólica fue la respuesta a la campaña de marras de la asociación sosdesparecidos.

Poco después de la contundente respuesta de sosdesaparecidos Destinia pedía disculpas y retiraba la campaña.

5. Alcampo

El pasado mes de julio la cadena de hipermercados Alcampo cometió un desliz que pagó muy caro en las redes sociales.

En la web de uno de sus establecimientos en Sevilla la compañía puso a la venta la PlayStation 4 a apenas un céntimo de euro (cuando el precio habitual de esta consola está en torno a los 300 euros).

El percance, calificado por Alcampo de "error informático", desembocó en la rectificación de tan suculenta oferta y en la cancelación de los pedidos de quienes compraron la PlayStation 4 cuando su precio era de apenas un céntimo de euro en la web.

Sin embargo, los consumidores afectados dieron después rienda suelta a su ira en las redes sociales y reclamaron a Alcampo que les hiciera entrega de sus pedidos a precio de ganga.

La cadena francesa de hipermercados hizo caso omiso a sus peticiones advirtiendo que todo había "un error manifiesto e involuntario". Que las aguas volvieran a su cauce le costó en realidad tiempo y paciencia a Alcampo.

6. Burger King

Enfadadísimo con Burger King por haber utilizado su trabajo sin su consentimiento, el director de arte Pablo Rochat se vengó hace unos meses de la marca estadounidense de una manera extraordinariamente ingeniosa (y vengativa).

Rocha subió seis fotografías a Instagram, etiquetó en ellas a Burger King, y resulta que juntas las imágenes de marras retrataban inequívocamente a un pene.

De repente la sección "Tagged Photos" del perfil de Burger King en Instagram se transformó en un gigantesco miembro viril sobre un fondo naranja. "Don't fuck with me", escribía el bueno de Rochat a Burger King en su perfil en Instagram.

Seguro que la multinacional estadounidense se lo pensará dos veces en el futuro antes de cometer desmanes en nombre del "copyright".

7. Kim Kardashian

El pasado mes de junio Kim Kardashian fue noticia por el lanzamiento de una línea de ropa interior moldeadora bautizada con el nombre de Kimono.

Que la "socialité" estadounidense se decantara por este nombre para bautizar su nueva línea de fajas sentó a cuerno quemado a muchos japoneses, que tildaron la ocurrencia de la buena de Kim de ofensa a su traje nacional: el kimono.

En vista de la polémica Kim Kardashian, que fue acusada de apropiación cultural, decidió renombrar su marca de ropa interior moldeadora con un nombre ajeno a todo asomo de controversia: SKIMS.

8. Adidas 

En febrero se celebró al otro lado del charco el Black History Month a fin de homenajear a la cultura afroamericana y su destacadísimo papel en la historia de Estados Unidos.

Adidas aprovechó tan destacada efeméride para lanzar una colección especial de zapatillas. ¿El problema? Que las zapatillas eran blancas e incluían únicamente la iniciales CBC (Celebrating Black Culture) en el interior del calzado.

Las zapatillas de Adidas fueron objeto de aceradísimas críticas en las redes sociales. Y la marca alemana se vio obligada a retirar el producto por "no reflejar el espíritu o la filosofía de cómo Adidas cree que debemos reconocer y honrar el Black History Month".

adidas

Te recomendamos

EVO Banco

LIVE MD SUMMER

A3Media

Podcast

Compartir