Reportajes a fondo

La música, el nuevo medio de comunicación

¿A qué suena la Navidad? Música y publicidad, el tándem perfecto

Además de villancicos, en Navidad también cantamos jingles, pero ¿son los consumidores capaces de identificar una marca a partir de su sintonía navideña?

Reportaje

¿Qué sería de la publicidad sin la música? A día de hoy es casi imposible pensar en un anuncio publicitario al que no le acompañe, al menos, un pequeño hilo musical de fondo, sin embargo, esto no siempre ha sido así.

La música aterrizó en el campo publicitario en la década de 1920, cuando la radio se convirtió en un medio de comunicación de masas en el que las marcas no quisieron perder la oportunidad de anunciarse.

Por aquel entonces, los anunciantes ya apostaron por acompañar los mensajes que lanzaban a través de las ondas de sencillas melodías que fueran fáciles de recordar.

Pero el verdadero intrusismo de la música en la publicidad llegó cuando la televisión destronó a la radio y las agencias vieron en ella la forma de colarse en todos los hogares.

A través de la música, los anunciantes pueden llegar incluso a construir su imagen de marca

 El papel de la música en la publicidad

La emoción que provoca la música es innegable, y en el ámbito de la publicidad la conexión emocional que la marca puede llegar a alcanzar a través de la música se traduce en un aumento de la intención de compra de los consumidores.

A través de la música, los anunciantes pueden llegar incluso a construir su imagen de marca. Y esto es precisamente lo que a lo largo de los años han conseguido grandes marcas a través de los jingles, pequeñas piezas musicales compuestas expresamente para la publicidad.

En Navidad, las marcas apuestan más fuertemente por la emoción de la música

A pesar de que la música popular en los anuncios publicitarios tiene también un gran efecto entre los consumidores, los jingles han demostrado tener más efectividad, y especialmente aquellos que se componen para las campañas navideñas.

Y es que en esta época del año las marcas apuestan más fuertemente por la emoción de la música. Tanto es así, que algunas de ellas han conseguido perdurar en la memoria colectiva a lo largo de los años gracias a su sintonía.

Precisamente para descubrir si la música en las campañas de Navidad es efectiva, en MarketingDirecto.com nos desplazamos en plena época navideña hasta el centro de Madrid, para comprobar si los consumidores asocian correctamente la sintonía con su marca y descubrir con ello a qué suena la Navidad.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí.

“Las muñecas de Famosa se dirigen al portal”, “Vuelve, a casa vuelve, por Navidad” o la sintonía de la Lotería de Navidad son, indiscutiblemente, las tradicionales canciones con las que, cada año, da comienzo la Navidad, y también las que más presentes están en la memoria de los consumidores.

Pero si hay una marca que recientemente ha logrado hacerse con el público ha sido El Corte Inglés. No hay nadie que no haya cantado en algún comento “Creo que si miras bien hay elfos”.

reportaje

Estos grandes almacenes han conseguido ser, nuevamente, la sensación del año gracias a su simpática canción. El año pasado El Corte Inglés confió en la agencia Sra. Rushmore y Trafalgar 13 para que pusiera la banda sonora a su campaña de Navidad.

Este año, la agencia ha vuelto a apostar por el mensaje de ilusión y nostalgia que transmitió el año pasado, pero con pequeñas variaciones que nuevamente han conseguido cautivar a los consumidores.

Tan solo el 25% de los consumidores recuerdan un anuncio y la marca el día después de haberlo visto

 La música, la pizca de sal que necesita la publicidad.

Según la empresa de comunicación Nielsen, tan solo el 25% de los consumidores recuerdan un anuncio y la marca el día después de haberlo visto. Sin embargo, tal y como nos han demostrado los consumidores, estos datos varían en Navidad, una época en la que las marcas apuestan fuertemente por la emoción de la música.

"La música es un medio de comunicación"

Para Carlos Jean, Head of Music en Ogilvy, “la música en publicidad no es solo hacer una canción, no es hacer un jingle o sonorizar películas. La música es un medio de comunicación, un nuevo formato a través del cual se pueden contar muchísimas historias y llegar a un público muy amplio”.

“Dentro de la saturación de publicidad hay algo muy importante, y es que yo, como marca, puedo crear un producto que genere demanda, y eso, principalmente, ocurre con la música”, añade Jean.

Te recomendamos

Carat

FOA

A3media

Outbrain

Podcast

Compartir