Reportajes a fondo

Brandshaking: Agitar marcas, crear entusiastas

Atrevia

Durante más de 26 años Inforpress ha investigado, ha introducido nuevos servicios, se ha internacionalizado y ha hecho evolucionar el sector de la comunicación. Y, ante un nuevo paradigma, ha asumido el reto de agitar la marca, en este caso a través de un rebranding. Así, nace ATREVIA. Con buenas dosis de creatividad, con un nombre acuñado a partir de atreverse y vía, y con una clara premisa: la comunicación, sin duda, es movimiento.

Es absolutamente patente cómo está cambiando la relación entre los públicos y las empresas. El diálogo entre las compañías y sus consumidores debe ser valiente, fresco, diferente y, sobre todo, ofrecer valor. La comunicación efectiva es aquella que llega a su público esté donde esté, que se asocia a sus valores desde soluciones creativas y pragmáticas que permitan conseguir objetivos.

Las agencias y consultoras de comunicación, marketing o de publicidad tienen que ser parte fundamental para llegar hasta el corazón de una marca, agitarlo y acercarlo a sus clientes con contenidos originales, capaces de crear o mantener la pasión. Las empresas deben afrontar la estrategia de comunicación con sus clientes y públicos de interés estrechando lazos a través de los diferentes canales.

Nos encontramos en un contexto donde las marcas se han convertido en medios, con un poder enorme de difusión, y los medios, con una capacidad de influencia cada vez menor, se están intentando convertir y posicionar como marcas. Los influencers ganan un peso enorme, y surgen cada día perfiles de usuarios que se erigen en impulsores de conductas de otros usuarios, bajo un modelo de micropoder, donde hay una adhesión emocional, vivencial, y anclada a través de la comunicación.

Son las agencias o consultoras de Marketing y Comunicación las que tienen el deber de agitarse desde las más íntimas raíces hasta lo más alto de la copa. Y entonces, ir a los clientes y potenciales clientes, y agitarles también a ellos.

Eso es moverse para mover a los clientes.

Es hacer vibrar a las marcas y a las personas.

Es descolar, para luego recolocar.

Es soñar, y de ese modo despertar emociones.

Es explorar nuevos caminos que consigan acercar, encontrando nuevos atajos que sorprendan.

Es dar un giro a las historias para convertirlas en experiencias.

En definitiva, es agitar a las marcas; es crear entusiastas.

Eso en ATREVIA lo han llamado hacer Brandshaking. Y ellos se han convertido en BrandShakers.

Nota de prensa.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir