Reportajes a fondo Chicfy: las claves del éxito del mercadillo de ropa más grande de España

chicfyCon apenas 3 años de vida, la app de venta de ropa de segunda mano, chicfy, ha conseguido posicionarse como el servicio más popular de compra y venta de moda entre el público femenino.

Y en parte lo ha conseguido gracias a su estrategia publicitaria creada por la agencia dommo.x y su productora creativa Randm. Fue en 2015 cuando lanzó su primera campaña en televisión consiguiendo espectaculares resultados llegando a colgar una prenda cada segundo y una venta cada 7 segundos.

Con este precedente no sería nada fácil volver a lograr e incluso superar este éxito. Sin embargo, este 2016, chicfy lo ha vuelto a hacer de la mano de una original campaña que ha marcado un antes y un después en el rumbo de la compañía.

La diferenciación es uno de los puntos clave en una estrategia cuyo objetivo es ser el referente de compra y venta de ropa para chicas. Pero también la conversión era pilar fundamental en la campaña que pretendía aumentar las ventas en un 50% así como vigorizar la subida de productos y la descarga de la aplicación.

Pero, ¿qué camino escoger para conseguir estos ambiciosos objetivos?

Chicfy basó su acción en 4 elementos fundamentales para la marca: el lenguaje, la música, el elemento visual y redes sociales.

1. En cuanto al lenguaje, dirigirse a un público joven demandan estar en sintonía con él a través de las palabras de su mensaje. Es por ello que, analizando la peculiar forma de comunicación entre los usuarios, llegaron a la conclusión de que expresiones como “hazme una rebajita” o “claro que sí, guapi” definían a su comunidad y el estilo único del servicio, incorporándolas así en su campaña.

2. La música es por su parte, un conector fundamental en cualquier comunicación con el público, independientemente de su edad. Pero si hablamos de un target millennial, lo es todavía más. Así, decantarse por un estilo reggaetón con un tema pegadizo, con ritmo y una letra pegadiza a cargo de una emergente artista musical como Ms Nina, ayudó a amplificar el mensaje y conectar con los consumidores.

3. Con respecto al elemento visual, el plano de twerking fue, sin duda, un gran riesgo para la marca pero al mismo tiempo un punto de diferenciación y originalidad que hace referencia a la identidad de chicfy.

4. Y todo ello no tendría sentido sin las redes sociales como principal canal amplificador que garantizasen la repercusión en el mundo digital, subiendo el tema principal a Spotify y creando contenido de entretenimiento a través de memes basados en el spot televisivo.

Se trata, sin duda, de una acción arriesgada, innovadora y peculiar en un mercado tradicional como el español pero los resultados hablan por sí solos.

En el mes posterior al lanzamiento de la campaña, los registros en la app aumentaron un 120%, las vendedoras en un 150% y las prendas subidas en un 100%, superando todas las expectativas.
A pesar de un inicial rechazo con comentarios negativos, éstos eran directamente proporcionales a las ventas: cuantos más comentarios negativos, más ventas.

Pero poco tiempo después, las respuestas de las redes se tornaron positivas convirtiendo a la app en trending topic en numerosas ocasiones y posicionando chicfy en sus máximos históricos de búsquedas en Google.

De esta manera, los propios usuarios e influencers de manera espontánea, pronto comenzaron a versionar sus propios anuncios y a crear contenido relacionado con #claroquesiguapi, la expresión que ya es marca de la casa de chicfy.

Pero hay más, su tema principal ha conseguido colarse en el ranking de los 50 temas más virales de Spotify mientras que su spot ya cuenta con más de 1.5 millones de reproducciones orgánicas en YouTube.

Ante estas apabullantes cifras, no hay duda de que se ha convertido en una de las campañas más exitosas de este 2016 gracias a lo transgresor de su esencia y su atrevimiento en la industria publicitaria española. ¿Qué más se puede pedir? Quizá una rebajita.

Te recomendamos
En otras webs

UPSOCL

atresmedia concesionario

Recopilatorios y tendencias

DLD 2017

Compartir