líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Creatividad, tecnología y talento, las tres palancas que marcarán el futuro de la industria publicitaria

Play vídeoEspecialesReportajes a fondoLuisa García, CEO de LLYC Europa, y Pedro Calderón, Director Ejecutivo de CHINA

Entrevista a Luisa García, CEO de LLYC Europa, y Pedro Calderón, Director Ejecutivo de CHINA

Creatividad, tecnología y talento, las tres palancas que marcarán el futuro de la industria publicitaria

Hablamos con los representantes de la consultora y CHINA para descubrir qué supondrá la compra de la agencia creativa por parte de la consultora y cómo juntas afrontarán los retos de la industria.

Hace tan solo unos días que nos despertábamos con la noticia de que LLYC había adquirido el 70% de la agencia creativa CHINA. Una noticia que no nos sorprendió, teniendo en cuenta la apuesta por la creatividad de la consultora y su objetivo de duplicar su tamaño en los próximos cinco años.

Para saber más sobre lo que supone esta operación y sobre cuáles son los principales retos y desafíos a los que se enfrenta hoy la industria publicitaria, así como las principales tendencias que le ayudarán a afrontarlos, en MarketingDirecto.com hemos hablado con Luisa García, CEO de LLYC Europa y Pedro Calderón, director ejecutivo de CHINA.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí.

Para comenzar, nos hemos interesado por saber qué es lo que tiene CHINA para que LLYC haya decidido comprar una parte de la compañía. Para Luisa, el trabajo de CHINA merece un gran reconocimiento. «Tiene una calidad de lo mejor del mercado, tanto en la idea creativa y lo que aporta al negocio de los clientes como en cómo está ejecutada»; aspectos que se aprecian desde fuera, pero que, según comenta Luisa, «cuando empiezas a trabajar con ellos aprecias que detrás de eso hay un compromiso con los proyectos de los clientes y un equipo de unos valores y una calidad humana con la que nos hemos sentido muy cómodos desde el principio», asegura.

En cuanto a los objetivos que la consultora tiene con esta compra, García confiesa que la compañía tiene el objetivo principal de seguir haciendo proyectos para los clientes que respondan a sus desafíos más importantes con soluciones creativas ejecutadas de una manera impecable, como lo hace CHINA. «Esperamos que CHINA siga haciendo proyectos tan bonitos y efectivos como los que les han dado tantas alegrías en estos años y llevárselos a otros clientes de LLYC con los que aún no trabajamos esta disciplina. Esperamos aprender mucho de los profesionales de CHINA y que ellos puedan crecer con LLYC. Ojalá haya oportunidades de que no solo los proyectos, sino también las personas, puedan disfrutar de este nuevo horizonte», comparte la CEO de LLYC.

Por su parte, para CHINA, como compañía, «esta venta es un impulso, una renovación de energía y un momento fantástico«, revela Calderón. Además, aprecia el hecho de que se pueda hacer más ancho y largo el terreno de juego para los «CHINOS», que son todas aquellas personas que hacen CHINA y que tengan un campo de expresión con posibilidades mayores dentro de un grupo más grande, mientras siguen haciendo lo que más les gusta: hacer anuncios y crear ideas. «Es importante tener un socio al lado que te haga más grande», afirma el director ejecutivo de CHINA.

LLYC, la primera consultora de comunicación y asuntos públicos en salir a bolsa

Además de la compra de CHINA, en las últimas semanas LLYC anunció su salida a bolsa, convirtiéndose en la primera consultora de comunicación y asuntos públicos en estar presente en el mercado de valores, algo que también se han aventurado a hacer otras compañías relacionadas con el marketing y la publicidad, como Miogroup y Outbrain, lo que nos lleva a preguntarnos si estamos ante un buen momento para el mercado publicitario.

«Creemos que es un buen momento para la comunicación. Es mejor momento que nunca», responde García a esta pregunta. Para LLYC, los clientes hoy, independientemente de la industria de la que operen, no pueden operar solos, y requieren de la confianza y el entendimiento de la sociedad que les rodea, para lo que, en ocasiones, necesitan una estrategia publicitaria, otras veces necesita una estrategia de asuntos públicos… «en la mayoría de los casos necesitan una combinación de varias de ellas, y esa es nuestra aspiración y nuestro propósito. Esto se traduce cuando llegas al mercado de valores con una disciplina que los inversionistas ven como pujante, y que si lo haces de una manera moderna y preparada para lo que será en el futuro la práctica con creatividad, tecnología y talento, como el que aporta CHINA, podrá tener mucho recorrido», afirma la experta, quien confiesa que en el caso de LLYC se trata de una combinación de un  track record muy  sólido, con una visión de futuro marcada por las palancas de las ideas y la tecnología, con las que augura un espacio de crecimiento muy amplio para la industria.

Creatividad y tecnología, el motor impulsor del momento

Ante un momento tan convulso como el que atraviesa la industria publicitaria (digitalización, datos, pandemia…) nos preguntamos cuál es la clave para generar conversaciones relevantes para los consumidores y conseguir diferenciar una marca.

A esta cuestión, García responde que hay que escuchar más y mejor: «Las marcas deben dejar de mirarse a ellas y empezar a mirar más a lo que preocupa y ocupa a los consumidores. Hay que construir legitimidad, apostar por la creatividad transformadora que te lleve a conectar con la sociedad«.  Para la CEO de LLYC, la industria está aprovechando la forma de escuchar, que hoy se puede hacer de muchas maneras gracias a la tecnología, y que es ahí donde, en su opinión, está el futuro del sector.

Para CHINA está precisamente en el pensamiento estratégico, en situar las ideas en el centro de juego, y en la posibilidad de cambiar realidades de marcas y transformar negocios, como ha sucedido en el caso de la Adolfo Domínguez. «Una de las cosas más atractivas de este nuevo proyecto es precisamente el contar con gente que es experta en hacer marcas y generar conversaciones, tener las tecnologías y los métodos para hacer que tus ideas pasen de ser algo más humildes a tener un gran alcance», dice Calderón sobre la compra.

Ambas compañías son, además, fieles defensores de la creatividad, y creen que en ella está la solución a muchas de los retos a los que se enfrenta hoy la industria publicitaria. «Yo siempre hablo de dos palancas: la creatividad acompañada de tecnología es una fórmula para reinventarse y dar el siguiente paso de la industria. La creatividad es un impulsor de este nuevo momento, y la tecnología da la oportunidad de que las ideas estén basadas en datos y que conecten con insights comprobados, no solo con intuiciones. La creatividad aplicada a objetivos de ventas tiene KPI’s muy fáciles de medir y, sin embargo, hay que aplicarlas a otros objetivos muy fáciles de medir. La creatividad potenciada por todo lo que la tecnología puede hacer por ti», dice García.

Para Calderón, la clave está en la innovación: «El pensamiento estratégico, las ideas y la tecnología son el futuro, y las formas que tengan, corporativamente hablando o como industria, lo estamos viendo. Podemos coger diferentes formas, pero al final todos vamos a tener que hacer lo mismo y comer de las marcas, los negocios y sus objetivos para transformarnos y ser mejores». Además, Calderón señala la importancia de buscar la diferencia, que es algo que está dentro de la esencia de un pensamiento estratégico. «Ha cambiado todo, pero en el centro del terreno de juego sigue estando lo mismo: pensar y hacer ideas que sean realmente transformadoras e interesantes y que te hagan mirar más allá», asevera.

Para finalizar, hemos querido saber, de manos de los expertos, cuáles son las principales tendencias y desafíos que marcarán el futuro de la publicidad y cómo ambas compañías podrán hacerles frente juntos.

«Los desafíos de la publicidad nadie los conoce», dice Calderón, que en cuanto a tendencias, observa que pueden venir de cualquier campo, actividad y estructura. «Nadie nos podría haber dicho hace cinco años que una compañía como LLYC iba a estar interesada en una agencia como CHINA», comenta. Y añade que «todo está en ebullición. Nadie sabe cómo será el futuro, pero de lo que no cabe ninguna duda es que seguirán siendo las ideas y la creatividad y el pensamiento estratégico lo que siga marcando el rumbo de esas nuevas tendencias. Será el punto de origen. De dónde vengan y qué estructuras corporativas tenga lo tenemos que ver». Una opinión con la que se muestra muy de acuerdo García, quien explica que en LLYC no piensan en disciplinas como compartimentos estancos, sino como la creatividad y las buenas ideas con fondo estratégico como una palanca fundamental, así como la tecnología. «Creemos que en la combinación de ambas estará el resultado que aún no somos capaces de visualizar, pero que seguro que estará basado en esta combinación», finaliza.

 

Nada es lo que parece en este hotel de Seagram's en el que se prende fuego al equipajeAnteriorSigueinteEsta app de citas lanza una provocativa campaña que celebra la inclusión

Noticias recomendadas