Reportajes a fondo

Gïk, una forma de reinventar la tradición haciendo de la innovación el producto

gik1“Hacer todo lo contrario a lo que es habitual en la industria”. Hace algún tiempo muchos podrían pensar que quién hubiese lanzado esta afirmación estaba loco. Nada más lejos de la realidad. Quién ha sido capaz de formular esta frase es un auténtico genio que ha entendido a la perfección el mundo en el que nos movemos donde la calidad y la diferenciación son las verdaderas claves del éxito.

¿Quiere saber quién se encuentra detrás de esta fórmula? Hablamos de Gïk conocidos por su popular vino azul. “Al beber Gïk estás bebiendo algo innovador. Estás bebiendo la posibilidad de crear tus propias normas. Estas reinventando tradiciones”.

La industria del vino cada vez se rodea de un mayor número de normas y protocolos, olores, sabores, catas y mil y una formas de degustar los sabrosos caldos. Rituales que en muchas ocasiones nos alejan de la verdadera esencia del producto que tenemos delante ornamentándolo con una parafernalia innecesaria a muchos ojos. No para Gïk.

“No te vamos a decir cómo beber vino. No te vamos a decir con qué combinarlo, dónde ni cuándo disfrutar de él. No queremos que hagas un curso de cata, ni obligarte a estudiar la biblia de la enología. Sólo disfruta”. Una idea de negocio que recoge a la perfección las demandas de los nuevos consumidores cuyos hábitos han virado hacia las experiencias más que al materialista hecho de poseer.

gik 2

Gïk se produce en distintas bodegas españolas seleccionadas en función del tipo de uva, instalaciones y el siempre necesario afán innovador. Se trata de un vino con un color azul índigo y sabor dulce muy agradable.

No olvidemos que el vino es una materia prima muy compleja con un PH muy ácido y un proceso de fermentación nada sencillo. Por eso han desarrollado un proceso tecnológico de pigmentación y edulcoración alimentaria que combina pigmentos naturales y procesos químicos de sintetización.

Unos procesos que están regulados por la European Food Safety Authority (no llevan azúcares añadidos) recibiendo la aprobación de las instituciones que evalúan continuamente la seguridad y condiciones de uso.

gik3

En lo relativo al característico color azul se logra gracias a la antocianina, compuesto natural procedente de la piel de la uva y la indigotina. Ambos pigmentos orgánicos obtenidos por sintetización. Una tecnología desarrollada por el equipo de I+D de Gïk en colaboración con la Facultad de Ingeniería de la UPV-EHU y empresas del sector de la tecnología agroalimentaria.

Entre las ventajas que la marca ha encontrado en la venta online es poder conocer a sus consumidores. Así vemos que estamos ante un target para personas con edades comprendidas entre los 25 y los 34 años, que no han crecido bebiendo vino sino refrescos azucarados, cerveza y licores. Un 48% son mujeres y un 52% hombres.

Sus creadores presumen de que carece de denominación de origen ya que se vende en la mayor bodega del mundo: internet. “No se trata de un vino azul, sino de la representación de lo que más nos mueve: la rebeldía creadora”.

gik5

Así lo manifiesta el grupo de cinco veinteañeros sin ningún tipo de tradición vinícola creadores de Gïk. No tienen oficina ya que están en contacto las 24 horas del día a través de internet, smartphone y correo electrónico.

Gík es mucho más que una empresa de vino. “Cuando bebes Gïk estás bebiendo innovación creación. Estás rompiendo las reglas e inventando nuevas. Está reinventando la tradición”. Su revolución ya está conquistando varias provincias del mercado español y empezando a alcanzar tierra internacional; aunque aún están buscando más sitios que explorar, ¿conoce alguno?

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir