Reportajes a fondo

Realidad virtual como revolución del aprendizaje experiencial

Las nuevas tecnologías han cambiado la forma a través de la que nos relacionamos con nuestro entorno. Tendencias como la realidad virtual se han erigido en los últimos tiempos como uno de los grandes aliados de las compañías y sus marcas a la hora de captar la cada vez más distraída atención de los consumidores.

Pero pueden hacer mucho más por nosotros. A pesar de que vivimos en la era digital donde es la red de redes la que impera, los nuevos consumidores únicamente demandan experiencias. Estas tienen que aportarles un verdadero valor o no dudarán en buscar la respuesta en nuestra competencia.

Uno de los mejores ejemplos de cómo una tecnología como la realidad virtual puede utilizarse en el terreno de la formación lo encontramos en el proyecto realizado para la división de autoescuelas de la RACC.

¿Cómo puede implementarse la realidad virtual en las autoescuelas?

El reto planteado por esta cuestión ha sido resuelto por Oh! My brand, agencia digital especializada en crear relevancia para las marcas. El primer paso implicaba conocer los métodos educativos que se siguen en las autoescuelas.

Por este motivo se organizó un focus group formado por profesores de RACC para analizar su metodología de enseñanza, recursos y limitaciones.

La demanda de los profesores pasaba por una aplicación de diseño sencillo y facilidad de uso que para poder dar sus clases y llevar un control de los alumnos. Analizadas las demandas y necesidades del focus group, la decisión adoptada pasaba por el desarrollo de una aplicación móvil de realidad virtual inmersiva.

Esta trabaja sobre las vistas panorámicas en 360º que ofrece Google Street View. Una nueva forma de transformar los conceptos teóricos en práctica.

La aplicación

Se han desarrollado dos aplicaciones: una para el profesor y otra para el alumno. En el primero de los casos se requería facilidad en el uso puesto que muchos de estos profesores no estaban familiarizados con la tecnología.

En las fotografías que le mostramos a continuación puede ver la interfaz de la aplicación para profesores y comprobar cómo se utiliza.

Si ponemos la vista en la aplicación del alumno, este únicamente tiene que colocar su smartphone en las gafas de realidad virtual que le proporciona la autoescuela y comenzar a disfrutar de la clase de forma interactiva.

El alumno recibe indicaciones del profesor que le permiten actuar en tiempo real y no sólo de forma teórica e hipotética. Estamos ante una aplicación que permite el aprendizaje experiencial, ofrece un entorno con recursos ilimitados, las clases son interactivas y los alumnos se sienten más motivados a la hora de aprender.

Este tipo de experiencia inmersiva es la que posibilita que el alumno deje de ser un simple espectador a que participe de forma activa en el proceso de aprendizaje. Vivir las clases en primera persona contribuye a una mejor asimilación de los conceptos.


Notice: Undefined variable: commenttitle in /home/aidac438/public_html/wp-content/plugins/facebook-comments-plugin/class-frontend.php on line 138
Te recomendamos
En otras webs
Compartir