Tech Marketing

Raquel González, directora de marketing de Renault Trucks en Tech Marketing 2018

Smart Trucks: el transporte B2B también es inteligente

¿Cómo construir una estrategia de marketing en el sector del transporte B2B? Raquel González, directora de marketing de Renault Trucks, cuenta las claves de éxito.

Smart Trucks: el transporte B2B también es inteligenteLa industria del transporte es, quizá una de las más difíciles a la hora de comunicarse con el público y, sobre todo, de transformar esos mensajes en ventas. Las elevadas cifras que se manejan en este sector hacen que la decisión de compra sea un proceso todavía más largo de lo habitual.

Sin embargo, hay quien ha conseguido hacerse un hueco en el mundo marketero, destacando con sus estrategias y, sobre todo, resultados. Hablamos de Renault Trucks, compañía que ha apostado por la tecnología como valor diferencial. Sobre ello ha hablado Raquel González, directora de marketing de Renault Trucks (Grupo Volvo), en Tech Marketing 2018.

Con el principal objetivo de proporcionar soluciones eficaces a los empresarios del transporte, la compañía cuya trayectoria se remonta a 1894, nunca ha dejado de conocer a los clientes, escucharles, entenderles y, más importante, atender sus necesidades. En el año 2001, fue adquirida por el Grupo Volvo, presente en 193 países, una adquisición que les ha permitido aumentar la capacidad tecnológica.

“En Reanult tenemos 2 targets, el conductor del camión que tiene que estar cómodo y seguro, y el consumidor final que quiere recibir su paquete a tiempo y en el mejor estado”, explica.

Por ello, conciben el camión como un vehículo comercial dirigido a empresas que debe adaptarse a sus necesidades de transporte. La innovación y la amplia gama de camiones con los que cuentan se orienta a cubrir las necesidades de distribución tanto local, como regional, transporte de seguridad, etc.

Desde que, en 2013, llevaran a cabo un rediseño radical de sus camiones, Renault Trucks ha puesto el foco no solo en la innovación a nivel tecnológico y estético, sino también en el cumplimiento de los estándares medioambientales, reduciendo las emisiones contaminantes y un 5% el combustible consumido en comparación a la anterior generación de vehículos.

“Un camión es una máquina tecnológica de primer nivel que contamina hoy 6 veces menos que hace 20 años”, comenta González, aunque “muchas veces son un elemento invisible en la cadena logística”. Sin embargo, si se rompe la cadena de suministro, en tan solo 48 horas, los supermercados se desabastecerían. Si la cadena se rompe, tenemos un problema”.

En lo que respecta a la tecnología, la transformación digital de los camiones los ha convertido en “Smart Trucks” y se centra en elementos como la impresión digital, la conducción autónoma, el uso del big data, la conectividad o la electromovilidad, algo que ya comenzamos a ver en autobuses pero que en 2019, llegará a los camiones de basura de la mano de la marca. “Se trata de poner la tecnología adecuada, en el producto adecuado. Cuando apostamos por una tecnología, siempre tenemos un propósito”.

Dentro de un camión existen 30 centralitas y 70 sensores que recogen los datos del vehículo que se pueden utilizar para mejorar la experiencia de usuario o hacer más eficiente el vehículo, cosas que, al final “marcan la diferencia”.

Este internet de las cosas permite gestionar los tiempos de trabajo, geolocalizar y optimizar las rutas que recorren, lo que contribuye a que “el conductor vaya más tranquilo y el consumo sea más eficiente”; los modos de conducción para reducir la contaminación y el consumo y la comunicación en tiempo real, algo que hace unos años, afirma Gonzáles, “era muy complicado”.

Lo que realmente va a cambiar con la tecnología es la post venta. “Para un transportista lo importante es que el camión no esté parado ni un segundo”, afirma. Por ello, gracias a la tecnología, “vamos a ser capaces de saber cuándo se va a romper un camión. Se trata de analizar la información de las centralitas para poder anticipar la avería y planificar la reparación”. 

La impresión 3D “va a revolucionar el negocio”. La logística de las piezas de repuesto es uno de los grandes quebraderos de cabeza en este sector. Esta tecnología contribuirá a que los tiempos de producción se reduzcan y los problemas de stock desaparezcan. Además, con la impresión de piezas en metal, se reduce el peso del motor en un 20%.

¿Cómo se aplica esto al marketing? En la predicción de fallos en los servicios, la optimización del trabajo administrativo; la mejora de la seguridad y la personalización.

Puede ver aquí el vídeo de la ponencia.

Te recomendamos

Neuromedia

IAS

TechMKT

A3media

Compartir