#FOA2015: "La verdad sobre la revolución colaborativa", D. Hidalgo (Amovens / Spacebee)

Diego Hidalgo copyEl consumo colaborativo constituye uno de los principales factores de disrupción económica y social de los últimos años y meses, siendo particularmente notable hasta ahora su impacto en el sector de los transportes y del alojamiento. Algunas prácticas centradas en compartir, intercambiar, alquilarse entre sí, etc. que hace unos años parecían ser poco realistas y el hecho de minorías, se han convertido hoy en normas y todavía cuentan con un importante margen para escalar hasta niveles mucho más elevados.

Ante este fenómeno, los medios suelen destacar sobre todo:

(a) la popularidad de las plataformas que permiten este tipo de actividad

(b) el cambio que implican estas prácticas sobre la vida de las personas

(c) las quejas de algunos sectores tradicionales cuyos negocios se ven afectados por esta disrupción

(d) discusiones sobre el marco regulatorio aplicable a estas prácticas.

Sin embargo, para entender mejor cualquiera de estos aspectos resulta imprescindible definir mejor lo que entendemos por “economía colaborativa” – ya que como cualquier expresión de moda, se suele usar de manera abusiva, corriendo el peligro de aplicarse a todo (y por lo tanto a nada). Y de paso, entender en qué sentido la economía colaborativa es realmente revolucionaria económica- y socialmente.

En mi opinión, la esencia de la economía colaborativa se apoya en la yuxtaposición de dos características:

  • La relación más directa posible entre usuarios, con una intermediación ligera por parte de una plataforma (que no se pueda asimilar al de una agencia).
  • El hecho que se comparta realmente un recurso y no sea asimilable a una relación laboral o entre proveedor y cliente.

Si se juntan estos dos componentes, la sharing economy supone una novedad radical ya que instaura relaciones económicas nuevas, que no corresponden a un esquema tradicional. Esta definición permite a su vez distinguir entre servicios auténticamente colaborativos que no se pueden regular por vías tradicionales, y los que consisten en actividades profesionales, que sí deberían serlo si forman parte de un ámbito regulado.

Diego Hidalgo, fundador de Amovens y Spacebee, participará el próximo 10 de marzo en The Future of Advertising de MarketingDirecto.com.

Te recomendamos
En otras webs

repoertaje a3

BackToBasics

Highway To Sales

Oh My Brand

Compartir