La Transformación (prefiero BOWIE) #FOA2016

bankiaCuando nos enfrentamos al término "transformación" podemos hacerlo desde dos puntos de vista muy diferenciados, pero con una frontera muy pequeña que puede hacernos pasar de un lado a otro fácilmente. Puede hacerse de noche, hacer frío y ponerse a llover, o bien puede salir el sol, ver los campos florecer y salir un maravilloso arcoíris

En definitiva, podemos entenderla como una amenaza (mientras suenan los acordes de la escena de la ducha de Psicosis) o como una oportunidad (mientras suena "Héroes" de David Bowie).

En cualquier caso, y tratándose de la transformación que se trate, sabiendo que cualquier cambio genera incertidumbre, ansiedad, etc., tiene que ser afrontada con valentía, con ganas y, sobre todo, con alegría, mirando con optimismo la oportunidad de avanzar, de crear, ya que si esto no es así podemos caer en la melancolía, quedarnos estancados y provocar que el entorno nos devore, tal y como dijo Jack Welch, ex CEO de General Electric “Cuando el ritmo de cambios dentro de la empresa es superado por el ritmo de cambios fuera, el final está cerca”.

Martin McPhee, vicepresidente senior de Cisco Consulting Services, dijo “Cada país, cada ciudad y cada negocio tendrá que convertirse en digital para prosperar y sobrevivir en la nueva economía”

Todos tenemos adaptarnos al ritmo vertiginoso de la digitalización, que no se detiene y está en continua evolución: las empresas (con sus recursos humanos, con la adaptación de los sistemas e innovando cada momento…), los clientes (con cada vez más poder de decisión, opinión, prescripción…), los medios de comunicación, que tienen que entender que las normas han cambiado, que la comunicación ya no es unidireccional, ya no es un compartimento estanco, ahora es una conversación sofisticada,… En definitiva, podemos plantearnos si hablamos de una transformación digital o podemos hablar de una transformación empresarial.

Y es que, en realidad, nos enfrentamos a una transformación empresarial donde las empresas tienen que estar en permanente escucha de sus clientes y en constante adaptación a sus necesidades, donde es muy importante comunicar los hechos, por supuesto, pero no solo lo que haces, hay que decir cómo lo haces. La información tiene que ser cercana, emocional y continua.

El cliente es el centro de todo y satisfacerle es un proceso, no es un suceso… Es una relación a largo plazo en la que tenemos que mejorar su experiencia basándola en la cercanía (estar a su lado en el momento que lo necesite), en la sencillez (ofreciéndole los mejores productos y servicios adaptados a sus necesidades) y en la transparencia (eliminando cualquier la letra pequeña que pueda no ser entendida)

En definitiva, la transformación empresarial puede hacer temblar los cimientos de los edificios más sofisticados, pero si somos capaces de enfrentarnos a ella con valentía, entendiendo las necesidades, con velocidad y sin perder de vista la continua innovación, con mucha creatividad, junto con las personas y apoyándonos en la tecnología, seremos capaces de escuchar “we can be heroes….”.

Alberto Ortega, Director de Planificación y Compra de Medios en Bankia, participará el próximo 8 de marzo en The Future of Advertising 2016 en Madrid. Toda la información y entradas, aquí.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir