líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La Historia Interminable en publicidad es la imaginación

EspecialesThe Future of AdvertisingJosé Arribas, director ejecutivo de Parnaso

La imaginación, el gran horizonte de la publicidad

La Historia Interminable en publicidad es la imaginación

José Arribas, director ejecutivo de Parnaso, traslada su opinión sobre el futuro de la publicidad en un artículo previo a #FOA2021

No cabe duda que conocer la Historia te faculta para afrontar el presente. Desde nuestro exoplaneta llamado Parnaso, asistimos como raras avis unconventional al devenir de una industria dividida entre quienes abrazan obscenamente la tecnología y quienes viven en una constante nostalgia.

Poco diré del futuro de la publicidad, nuestro sector cuenta para ello con verdaderos eruditos en materia visionaria. Esto me recuerda al Éxodo 16: 4 El Maná. Entonces el Señor le dijo a Moisés: «Voy a hacer que les llueva pan del cielo. El pueblo deberá salir todos los días a recoger su ración diaria. Voy a ponerlos a prueba, para ver si cumplen o no mis instrucciones». En la actualidad, nuestro gremio cuenta con destacados gurús que proclaman la buena nueva que ha de llegar en forma de inteligencia artificial para convulsionar y revolucionar a un sector caduco.

Los pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla N.A. (tomada de Cicerón), pero lamentablemente esto no ocurre obligatoriamente en los sectores que carecen de conocimiento de su propia historia, como sucede en gran medida en la industria publicitaria.

Nostalgia es una de las palabras más utilizada en nuestra sociedad actualmente. Un sentimiento tan antiguo y tan presente en nuestra actual cultura. Ya lo decía Hayao Miyazaki en El viaje de Chihiro, «nada de lo que sucede se olvida jamás, aunque nosotros no podamos recordarlo».

El origen etimológico de la palabra nostalgia lo encontramos en los vocablos griegos ‘nostos’, cuyo significado es regreso, y ‘algos’, que significa dolor, lo que podríamos traducir como dolor por regresar.

Diego S. Garrocho, en su ensayo Sobre la nostalgia. Damnatio Memoriae, publicado por Alianza Editorial, escribe «que no hay nada más moderno que la nostalgia porque no hay nada más antiguo que el futuro«.

Partiendo de la empírica premisa de que cualquier tiempo pasado fue anterior, es importante conocer lo acontecido con precedencia a uno para aprender de lo positivo y de lo negativo, de lo exitoso y de lo fallido, sin sucumbir a nostalgias que te conduzcan a la afirmación poco verificable de que cualquier tiempo pasado fue mejor.

Para avanzar e innovar en cualquier disciplina es imprescindible ejercitar una mirada disruptiva amplificada. Tener una estructuración mental y conceptualizar estrategias unconventional no garantiza el éxito, pero al menos si proporciona explorar y transitar nuevos territorios en los que aprender y visionar soluciones diferentes a problemas comunes. La cuadratura del círculo viene precisamente de este tipo de pensamiento dispar.

Asisto al FOA un evento planetario y totalmente necesario para nuestra industria con la ilusión del que tiene todo por aprender, pero con la reserva y cautela de que muchas de las certezas que escucharé necesitarán ser cuestionadas para ser procesadas; y es que ya lo cantaban en el año 2008 el grupo de rock Chileno Los Bunkers, en su canción «Nada nuevo bajo el sol», escrita por la dupla de los hermanos Durán, compositores del quinto álbum de estudio de la banda, Barrio Estación.

Amigo lector, gracias por detenerte a leer estas breves letras. Permíteme como patrocinador de otro planeta el atrevimiento a invitarte a asistir al FOA, un evento que no puedes perderte.

José Arribas, director ejecutivo de Parnaso

 

La FEDE-Aepe pone a la publicidad "de patitas en la calle" en esta campañaAnteriorSigueinte"Equality Stamps", la colección de sellos de Correos contra la discriminación racial

Noticias recomendadas