Eduardo Bosch, el Jon Snow español, en FOA Barcelona 2019

La voz de la publicidad o la importancia de hablarle al oído al consumidor

El actor que ha dado voz al famoso personaje de Juego de Tronos, Jon Snow, ha participado en FOA 2019 en donde ha demostrado que la identidad acústica es tan importante como la visual.

Quizá al oír el nombre Eduardo Bosch no le suene de nada, pero muy probablemente conocerá a su álter ego en la ficción audiovisual, Jon Snow. Y es que este actor de doblaje ha dado voz a lo largo de los años al famoso y querido personaje de Juego de Tronos, todo un lujo sobre el que ha hablado en FOA Barcelona 2019.

Sin embargo, aunque este papel haya sido el más popular de su carrera, Bosch cuenta con una larga trayectoria a sus espaldas, muy ligada a la industria publicitaria al prestar su identidad vocal a una centena de spots que nos han acompañado a lo largo de los años.

“Yo soy el que, al final de toda la cadena hace ver al consumidor que el producto vale la pena. Los locutores somos el hilo conductor de una idea, ese cordón umbilical entre el producto y el receptor”, cuenta Bosch.

Para llegar a ello analiza muchos elemento como sexo, edad o ingresos de las personas a las que va dirigido para contarlo de una manera atractiva.

“El reto ese grande”, señala, “la locución debe ser perfecta y directa a la razón, al corazón”.

Entre las técnicas que utiliza el locutor afirma: “Intento imaginarme a quién va dirigido y le hablo al oído, le cuento con total convicción lo que necesita. Entro en su cerebro, me convierto en ese amigo que te da buenos consejos y eso solo se consigue con la verdad, con la convicción de lo que dices”.

"Un buen anuncio lo arruina una mala locución y viceversa"

Un trabajo complejo que, además, requiere rapidez. “Debo conformar ese puzzle en solo unos segundos. Es una responsabilidad muy grande”, cuenta.

“Un anuncio de televisión es un 50% imagen y un 50% sonido. No siempre está rodada una imagen y en ese caso hay que imaginar cómo sería”, añade. Mucho más complicado es una cuña de radio donde el doblador se encuentra solo ante el peligro.

la Es por ello que Bosch reivindica la experiencia y el talento como garantía de éxito y de credibilidad. “Un buen anuncio lo arruina una mala locución y viceversa”, destaca.

“La publicidad evoluciona como la vida, los gustos cambian, las necesidades varían pero siempre son personas emocionales las que están al otro lado y tienen las mismas inquietudes”, concluye.

Te recomendamos

Outbrain

MKD

A3media

T2O

Compartir